Despliega el menú
Internacional

HOLANDA

Geert Wilders dice ser víctima de un ''juicio político''

La fiscalía holandesa acusa al líder del Partido por la Libertad de incitación al odio contra los musulmanes y al desprecio racial conta marroquíes y otros extranjeros no occidentales.

El diputado antimusulmán Geert Wilders, sentado durante el juicio celebrado en Amsterdam
Geert Wilders dice ser víctima de un "juicio político"
EFE

El líder político islamófobo holandés Geert Wilders, contra quien se celebra un juicio por incitación al odio racial, entre otros cargos, acusó a la Justicia de su país, poco antes de comenzar el proceso en Ámsterdam, de haber puesto en marcha un "juicio político" contra él.

Con esta denuncia, el político propulista de derechas aludió a los aproximadamente 1,5 millones de electores que en las elecciones parlamentarias de junio pasado habían convertido a su Partido por la Libertad (PVV) en la tercera fuerza política del país.

El abogado de Wilders, Bram Moszkowicz, sostuvo que el proceso tiene por objetivo "amordazar a uno de los políticos más prominentes de Holanda". La fiscalía acusa a Wilders, de 47 años, de incitación al odio contra los musulmanes y al odio racial conta marroquíes y otros extranjeros no occidentales.

El líder PVV tiene que defenderse, entre otros cargos, de la acusación de haber tildado al islam como una ideología fascista y de haber calificado al Corán como el "Mi lucha", del dictador nazi Adolf Hitler, para los musulmanes. Además, está imputado por su película propagandística antiislámica "Fitna".

En caso de ser declarado culpable, Wilders puede ser condenado a una pena de prisión de hasta 16 meses y al pago de una multa de hasta 10.000 euros. Wilders ha rechazado todas las acusaciones y reiterado su convicción de que el islam representa una grave amenaza para las sociedades democráticas.

El juicio se celebra tras el acuerdo de cooperación alcalzado por su partido con los democristianos de centro-derecha del CDA y los liberales de derecha del VVD para tolerar el nuevo gobierno en minoría que formarán esos dos partidos. Juntos contarán con 52 escaños en el Parlamento de 150 asientos, por lo que necesitarán el apoyo de Wilders para sacar adelante su programa de gobierno.

Etiquetas