Despliega el menú
Internacional

MEDIDAS CONTRA EL VELO

Francia propone prohibir el burka en los servicios públicos

El propio jefe del Estado, Nicolas Sarkozy, ha asegurado en varias ocasiones que "el burka no es bienvenido en el territorio de la República" al tratarse de un "signo de servidumbre" que atenta contra la idea francesa sobre "la dignidad de la mujer".

Protesta contra el burka en las calles de París
Francia propone prohibir el burka en los servicios públicos
EFE

La misión parlamentaria encargada de estudiar la regulación del uso del burka en Francia abogó por la prohibición del velo integral en los servicios públicos galos y propuso que el Parlamento adopte una resolución de condena hacia una prenda "contraria a los valores de la República".

Tras seis meses de trabajo, los 32 diputados responsables del informe 'Velo integral: el rechazo de la República' presentaron ante más de un centenar de periodistas sus conclusiones, entre las que destaca la recomendación de la interdicción de dicha prenda de origen afgano en transportes, hospitales, escuelas, bancos u oficinas de correos, entre otras.

Tal y como subrayó el presidente de la Asamblea Nacional, Bernard Accoyer, el informe muestra una "voluntad de que esa práctica cese" en el territorio francés al considerarla "integrista".

Señala el informe que "toda Francia dice no al velo integral", aunque haya diferencias sobre cómo regularlo, y subraya la conveniencia de buscar "consenso" entre el conjunto de las fuerzas políticas.

El propio jefe del Estado, Nicolas Sarkozy, ha asegurado en varias ocasiones que "el burka no es bienvenido en el territorio de la República" al tratarse de un "signo de servidumbre" que atenta contra la idea francesa sobre "la dignidad de la mujer".

Por su parte, el presidente de la misión parlamentaria multipartita, André Guerin, dijo hoy que "en el siglo XXI, no podemos aceptar el rostro tapado en el espacio público".

La prohibición del "burka", agregó, sería una "ley de liberación" para "todas esas mujeres encerradas" dentro de la prenda, que supone una comunidad de unas 1.900 afectadas en Francia, según los datos que maneja el Gobierno.

El primero de los tres epígrafes del informe, "Convencer", recomienda la adopción de la citada resolución de condena, además de diferentes medidas destinadas a reflexionar y estudiar la diversidad espiritual, el islam y la islamofobia en Francia.

Bajo el título de "Proteger", el segundo de los capítulos del texto aboga por "adoptar una disposición que prohíba disimular el rostro en los servicios públicos" y la creación de un "delito de violencia psicológica en el seno de la pareja", entre otras medidas.

"¿Prohibir?", el último de los enunciados, propone pedir su opinión al Consejo de Estado para "el eventual examen de una proposición de ley que prohíba disimular el rostro en el espacio público" y ha dividido a los parlamentarios.

Precisa un anexo del informe que "una gran parte de los miembros de la misión es favorable a un ley de prohibición del velo integral, como toda prenda que cubra completamente el rostro, en el espacio público, bajo el fundamento de la noción de orden público".

La puntualización reconoce, no obstante que "no existe, al menos por ahora, unanimidad para la adopción de una ley de prohibición general y absoluta del velo integral en el espacio público".

La conclusión a la que ha llegado la misión coincide con una encuesta publicada hoy por el diario "Libération", que muestra que el 56 por ciento de los franceses está a favor de la prohibición del "burka" en la calle, frente a un 39% que no la apoya.

Además, el texto -que precisa que la religión musulmana no impone el uso del velo integral- busca favorecer un "islam compatible" con la República, agregó.

Una eventual prohibición del "burka" es una medida que "traspasará las fronteras" de Francia, agregaron los parlamentarios, por lo que se ofrecieron a viajar a otros países de Europa y de la costa Mediterránea para hacer pedagogía, en caso de que se adopte alguna medida restrictiva.

Los detractores de la interdicción argumentan que se incurre en un riesgo de "estigmatización" sobre la base de un problema "marginal".

El del "burka" es un debate similar al que se produjo en 2004 respecto al velo islámico y que desembocó en una ley que prohíbe el uso de cualquier signo religioso en los lugares públicos, con atención especial a las escuelas.

Etiquetas