Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

BOLIVIA

Evo Morales sube los salarios un 20% a cuatro colectivos

El presidente de Bolivia, Evo Morales, ha anunciado el miércoles una subida del 20% para los salarios de policías, militares, profesores y personal sanitario con el objetivo de compensar el aumento de hasta un 83% del precio de los combustibles.

Lo primero que hizo Evo Morales al llegar a España es encontrarse en Leganés con sus paisanos, cuando faltan tres meses para presentarse a la reelección como presidente.
El Gobierno español condona a Bolivia los últimos 70 millones de euros de deuda
AFP

El presidente de Bolivia, Evo Morales, ha anunciado el miércoles una subida del 20% para los salarios mínimos y las nóminas de cuatro colectivos que considera claves para el desarrollo del país --policías, militares, profesores y personal sanitario--, con el objetivo de compensar el aumento de hasta un 83% del precio de los combustibles.

"Ya tengo firmado el decreto que otorga el incremento salarial", dijo Morales desde el Palacio Quemado de La Paz, durante el tradicional discurso de fin de año dirigido a la nación, cumpliendo así con lo filtrado horas antes por algunas fuentes gubernamentales, según informó la Agencia Boliviana de Información (ABI).

Esta medida, que entrará en vigor en el mes de enero, permitirá a los trabajadores beneficiados por la misma obtener 678 bolivianos (unos 73 euros) más cada mes que se sumarán a los 665 bolivianos (94 euros) que constituyen el salario mínimo en este país.

El objetivo de esta subida salarial es compensar el alza acumulada de precios entre la inflación de 2010 --que rondaría el 7% frente al 0,26% de 2009-- y lo previsto para las primeras semanas de 2011 como consecuencia del incremento del precio de los combustibles, decretado el pasado fin de semana.

"Siempre dijimos que el incremento salarial no puede ir por debajo de la inflación, la inflación está en 7% y 8%, seguramente va a aumentar algo más, así el incremento salarial del 20% va para esos cuatro sectores", indicó.

Además, Morales se refirió al resto de los trabajadores de la administración pública que no se verán beneficiados por el aumento salarial, los cuales recibirán como contrapartida un "aguinaldo doble". No obstante, matizó que presidente, vicepresidente y ministros quedan excluidos de este privilegio. "Solo se aplicará de los viceministros para abajo", aclaró.

POR EL BIEN DE LA ECONOMA.

El mandatario aprovechó para justificar de nuevo el llamado "gasolinazo", argumentando que el reducido precio de los combustibles en el mercado nacional suponía un despilfarro de los recursos públicos que beneficiaba sobre todo a los contrabandistas que roban la materia prima y la venden a un precio superior en los mercados extranjeros.

"Es difícil para mí y para el Gobierno nacional, pero queridos hermanos con esta medida no estoy cuidando mi imagen, estoy cuidando la economía nacional. Ese dinero tiene que quedarse aquí para mejorar salarios e inversión pública. Sería irresponsable callar y callar y engañar al pueblo boliviano. Somos sinceros, siempre vamos a decir la verdad. Lo primero para mi es la patria", explicó.

En esta línea, el dirigente aseveró que el ahorro conseguido con esta medida irá destinado a proyectos sociales y a la mejora del sistema productivo del país. "Es una obligación del Estado incentivar la producción. De esta manera evitaremos importar algunos productos, especialmente el trigo", indicó.

En concreto, un total de 20 millones de dólares (15 millones de euros) irán a parar al sector de los transportes para evitar que la subida de los combustibles dispare el precio para los consumidores, por lo que pidió a los empresarios del gremio no utilizar la coyuntura para propiciar aumentos especulativos.

Asimismo, Morales desmintió los rumores difundidos por la oposición sobre las posibilidades de que en Bolivia se produzca un "corralito", como ocurrió en Argentina. "No va a haber ningún corralito bancario, eso es otra guerra política, mediante algunos medios engañan y juegan con el pueblo boliviano", alertó.

"Decían: 'en 2007 Evo va a ejecutar el corralito financiero, va a ahogar el ahorro del pueblo'. Hasta hoy, *Cuándo lo ha habido?. Además, en 2005 los depósitos de todo el pueblo boliviano eran apenas de 3.000 millones de dólares (2.267 millones de euros), ahora son de 8.500 (6.425). *Cómo pueden decir que va a haber corralito?", cuestionó.

Etiquetas