Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

REVUELTA

España aconseja no viajar a Tailandia y evitar la capital

Exteriores recomienda a quienes ya se encuentren en el país asiático que no viajen a la capital.

España "desaconseja absolutamente a los ciudadanos españoles viajar a Tailandia" y recomienda a los españoles que ya se encuentren en el país evitar cualquier viaje a Bangkok que no sea totalmente imprescindible. Además, pide extremar la prudencia, evitar grandes aglomeraciones y los lugares habituales de manifestaciones.

La vida cotidiana en la capital de Tailandia se encuentra paralizada por los violentos enfrentamientos. A pesar de que el Ejército asegura que solo está usando balas de goma y porras, varios testigos certifican que las fuerzas militares emplean desde hace tres días munición real contra los 'camisas rojas'.

Los residentes atrapados entre ambos bandos aprovechan breves momentos de tregua para escapar de sus viviendas, algunas de las más lujosas de la ciudad.

Lo cierto es que todo parecía encauzado el pasado lunes, cuando los líderes 'camisas rojas' del Frente Unido para la Democracia contra la Dictadura (UDD) aceptaron una oferta del Gobierno que establece la celebración de elecciones el próximo 14 de noviembre. Sin embargo, los opositores se negaban a abandonar sus protestas hasta que no se garantizara que el viceprimer ministro del país, Suthep Thaugsuba, responsable de las fuerzas de seguridad, sería juzgado por la muerte de decenas de personas en las manifestaciones.

El pasado jueves, como respuesta al ataque que dejó herido grave a uno de los líderes militares del UDD, la violencia se recrudeció. Los últimos incidentes son un episodio más de la crisis política que vive Tailandia. Los manifestantes del UDD, afines al ex primer ministro Thaksin Shinawatra, derrocado en un golpe de Estado, ocupan desde el 14 de marzo unos tres kilómetros cuadrados en el barrio de Ratchaprasong para exigir la disolución del Parlamento y la convocatoria de elecciones anticipadas, pues consideran ilegítimo al Gobierno de Abhisit.

Etiquetas