Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

DESASTRE NATURAL

Entra en erupción el volcán Bulusan al este de Filipinas

Los expertos recomiendan a los evacuados permanecer a más de cuatro kilómetros ante el posible riesgo de nuevas explosiones.

Nube de cenizas de la erupción de Bulusan, en Filipinas.
Entra en erupción el volcán Bulusan al este de Filipinas
EFE

Cientos de personas abandonaron este lunes sus casas en el este de Filipinas tras la erupción del volcán Bulusan, que ha arrojado una enorme columna de cenizas y vapor de tres kilómetros de altura que cubre parcialmente las localidades cercanas.

Por el momento, el magma se mantiene dentro del cono del monte, según Renato Solidum, director del Instituto de Vulcanología y Sismología (Philvolcs).

La explosión, que se prolongó durante 19 minutos y fue acompañada de un sonido estruendoso que se escuchó a 10 kilómetros de distancia, provocó la huida de casi mil vecinos de aldeas cercanas al Bulusuan, situado a 250 kilómetros al sureste de Manila en la provincia de Sorsogon.

El río de ceniza incandescente se dirige ahora a cuatro poblaciones de campesinos en las faldas del volcán, informó la Agencia Nacional de Coordinación de Desastres.

Camiones del Ejército filipino trasladaron a los residentes a improvisados centros de acogida en colegios y edificios públicos.

Los equipos de salvamento entregaron cientos de máscaras antigás, pero el Gobierno todavía no ha emitido una orden oficial de desalojo para los afectados.

Mientras unos residentes se apresuraban para salir de la zona de peligro, otros provocaron atascos en las carreteras para hacer fotos de la erupción con sus cámaras digitales o teléfonos móviles, una estampa habitual de los desastres naturales en Filipinas.

Phivolcs recomendó a los habitantes de las aldeas afectadas que permanezcan a una distancia de al menos cuatro kilómetros del volcán, ya que existe riesgo de estallidos repentinos y expulsiones de humo y cenizas.

Las autoridades también advirtieron a los pilotos de aviones que eviten sobrevolar la zona cercana a la cima del Bulusan y sobre el peligro de corrimientos de tierra en ríos y valles.

Anteriores explosiones

Unas 3.000 personas abandonaron sus casas el pasado noviembre después de que el mismo volcán arrojara otra columna de ceniza y vapor de dos kilómetros de altura.

Fuentes militares alertaron entonces de que al menos 70.000 residentes de 70 poblaciones cercanas se verían afectadas si el Bulusan entra en erupción, algo que sucedió por última vez en 2006 sin provocar víctimas.

El segundo mayor archipiélago del mundo tiene 23 volcanes activos y se asienta sobre el llamado «Anillo de Fuego del Pacífico», zona de gran actividad sísmica y volcánica.

Etiquetas