Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

ITALIA

El Tribunal de Apelación confirma la condena al abogado corrompido por Berlusconi

El primer ministro italiano será juzgado por otro tribunal en relación con este caso tras anularse la ley de inmunidad.

Berlusconi, en una conferencia de prensa hace unas semanas.
El Tribunal de Apelación confirma la condena al abogado corrompido por Berlusconi
AFP

El Tribunal de Apelación de Milán confirmó ayer la sentencia que condena al abogado británico David Mills a cuatro años y seis meses de prisión por un delito de corrupción en el que también estaba involucrado el actual primer ministro de Italia, Silvio Berlusconi. Sin embargo, este último, que precisamente estaba acusado de haber corrompido a Mills, logró quedar fuera del proceso gracias a la aprobación de una controvertida ley de inmunidad que obligaba a suspender los juicios iniciados contra los cuatro cargos más importantes del Estado.

 

En concreto, Mills ha sido condenado por haber aceptado el pago de 600.000 dólares (405.600 euros) a cambio de su falso testimonio en dos procesos que habían sido abiertos en 1997 y 1998 contra Silvio Berlusconi. Además de la cárcel, la condena prevé el pago de una indemnización de 250.000 euros al Estado italiano.

 

Ante estos hechos, uno de los abogados de Mills, Alessio Lanzi, aseguró que "esta condena supone una dura prueba para la fe en el Estado de derecho", tras lo que anunció que recurrirá la sentencia ante el Tribunal Supremo.

No hubo corrupción

Por su parte, otro de los defensores de Mills, Federico Cecconi, puntualizó que, tal y como declaró hace unos días su cliente, Berlusconi es ajeno a los hechos porque también lo es el abogado londinense. "Mills tampoco tiene nada que ver con los hechos porque sencillamente nunca hubo corrupción", remarcó.

 

También comentó la sentencia el principal abogado de Berlusconi, Niccol Ghedini, para quien la decisión del Tribunal de Apelación de Milán es "completamente ilógica". Según Ghedini, un proceso que ha sido realizado en un periodo de tiempo "récord" y "rechazando cualquier posibilidad de defensa" no llevará a otra cosa que a la anulación de la sentencia por parte del Tribunal Supremo.

 

Aunque en un primer momento Berlusconi logró quedar fuera del proceso contra Mills gracias a la aprobación de la ley de inmunidad, a principios de este mes, esta fue rechazada por el Tribunal Constitucional, que la declaró ilegítima, lo que conllevará la reanudación del proceso contra Berlusconi.

 

Aunque finalmente irá a juicio, con la aprobación de la norma que le protegía de la Justicia Berlusconi ha conseguido ganar tiempo, ya que el juicio en el que se le acusa de los mismos hechos por los que ha sido condenado Mills deberá empezar de nuevo y frente a magistrados distintos, con lo que se corre el riesgo de que estos no logren emitir su veredicto antes de la prescripción del caso.

 

El nuevo proceso contra Berlusconi empezará entre los próximos meses de diciembre y enero, mientras que los hechos prescribirán en abril de 2011. Aun con todo, también Mills se librará de la ejecución de la condena gracias a un indulto.

 

El caso ha desatado una fuerte polémica en Italia y ha desencadenado una crisis entre las distintas instituciones del Estado. Además de haber utilizado el Parlamento para defenderse de la Justicia, los ataques del 'premier' contra la magistratura han sido una constante en las últimas semanas. Según su teoría, la decisión de los jueces del Tribunal Constitucional de rechazar la ley de inmunidad sería un complot urdido por la izquierda para acabar con su carrera política. De hecho, asegura que sus opositores estarían detrás de los procesos que desde los años 90 han sido abiertos contra él.

 

Especialmente graves fueron sus acusaciones contra el presidente de la Republica, Giorgio Napolitano, que fue elegido durante el anterior Gobierno de centro-izquierda y siempre ha estado relacionado con esta parte del mundo político.

 

Además del caso Mills, tras el rechazo de la ley de inmunidad, Berlusconi se tendrá que enfrentar a otro proceso relacionado con las irregularidades registradas en la compra-venta de derechos televisivos por parte de Mediaset. Los jueces anunciaron ayer que el juicio se reanudará el próximo 16 de noviembre.

Etiquetas