Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

LA INDIA

El SOS de los na'vis reales

Un pueblo indígena ve amenazado su hábitat por una empresa que quiere explotar la bauxita de su montaña sagrada. Por eso piden ayuda a James Cameron, que ha reflejado una historia similar en su último filme, 'Avatar'.

Fotograma de la película 'Avatar'
El SOS de los na'vis reales
HA

Los dongria kondh podrían haber inspirado al cineasta James Cameron al crear el mundo imaginario que plasma en su taquillera película 'Avatar'.

Esta población indígena en peligro de extinción y los na'vis, protagonistas del filme, tienen mucho en común: ven amenazado su hábitat. En el caso de los dongria kondh, que viven en las colinas de Niyamgiri, en el estado indio de Orissa, su enemigo se llama Vedanta Resources, una empresa que está decidida a minar su montaña sagrada rica en bauxita (mineral del aluminio), y convertir sus bosques en un vertedero industrial.

 

Por eso esta población, de la mano de la oenegé Survival Internacional, ha decidido llamar la atención del propio Cameron y pedirle una ayuda casi desesperada. Y qué mejor herramienta para atraer a un cineasta que presentarle un documental de diez minutos, 'La mina: historia de una montaña sagrada'. Modesto, eso sí, si se compara con cualquiera de las superproducciones del estadounidense.

 

La presentación para el director es breve y concisa. Acaba de forma directa: "Por favor, ayuda a los dongria. Nosotros hemos visto su película. Ahora, vea la nuestra", le dicen, y le remiten a la web donde está disponible para todos los públicos www. survival.es/lamina.

 

El mensaje se lanzó el lunes pasado y Survival aún no ha recibido respuesta de Cameron. Aunque con la inmediatez de la información en este siglo XXI a buen seguro que habrá visto ya el documental. Lo que confirman desde la oenegé es que han recibido muchas peticiones de información sobre este asunto y que un gran número de personas en todo el mundo está expresando su apoyo a los dongria para que se respeten sus derechos y evitar la destrucción de su montaña sagrada, y con ella de su cultura y sus tradiciones.

 

"Así como los na'vi describen el bosque de Pandora como 'su todo', para los dongria kondh, vida y tierra siempre han estado profundamente conectadas. La historia central de 'Avatar', si no tienes en cuenta los lemures multicolores, los caballos de largos troncos y los androides guerreros, está sucediendo en este mismo momento en las colinas de Niyamgiri de Orissa, en la India", explica el director de Survival, Stephen Corry.

 

"Como los na'vi, los dongria kondh también se encuentran en peligro al ver cómo sus tierras están a punto de ser minadas por Vedanta Resources, que no se detendrá ante nada para conseguir sus objetivos.

 

La mina destruirá los bosques de los que dependen y arruinará las vidas de otros miles de pueblos indígenas kondh que viven en la zona. Espero que Cameron se una a la lucha de los dongria por salvar su montaña sagrada y asegurar su futuro", añade el responsable de la oenegé.

Las colinas de Niyamgiri son el hogar de más de 8.000 dongria kondh, cuyo modo de vida y religión han contribuido a conservar un enclave de densos bosques y gran variedad de flora y fauna. Estos indígenas cultivan en las laderas de las colinas, entre el bosque, y recolectan frutos silvestres, hojas y flores que después venden. La mina a cielo abierto de Vedanta podría destruir los bosques, alterar los ríos y augurar el final de la cultura e identidad de este pueblo.

 

Algo similar les sucede a los na'vi de 'Avatar' cuando en el año 2154 los humanos desembarcan en su planeta, Pandora, para esquilmar sus riquezas porque en la Tierra se han agotado. Los na'vi, como los dongria, viven en armonía con la naturaleza y verán amenazado su hábitat por la avaricia del hombre.

 

También Amnistía International ha denunciado esta semana que Vedanta ha cometido "graves" violaciones de los derechos humanos de los dongria kondh al constuir la refinería. Otras organizaciones, como Ayuda en Acción, Urgewald, Banktrack y Campaña India por la Supervivencia y la Dignidad, se han sumado a la condena.

La Iglesia responde

Incluso la Iglesia de Inglaterra respondió recientemente al llamamiento de Survival. En lo que la oenegé califica de un movimiento inesperado, la institución retiró sus acciones de Vedanta Resources por motivos éticos, asestando "un fuerte golpe a la credibilidad de la empresa", asegura Survival.

 

"No estamos seguros de que Vedanta haya mostrado, o vaya a mostrar en el futuro, el nivel de respeto a los Derechos Humanos y las comunidades locales que nosotros esperamos", explicó la Iglesia, y añadió que mantener inversiones en la empresa "sería inconsistente con la política ética de inversión conjunta de los organismos inversores de la Iglesia".

 

Esta decisión es, según la oenegé, extremadamente inusual, puesto que la Iglesia suele optar por una política de "diálogo constructivo" en vez de retirar sus inversiones. También es cierto que Survival Internacional llevaba un año presionando a la Iglesia para que retirara sus inversiones de Vedanta.

 

Ya en 2007, el Gobierno noruego vendió su participación de más de nueve millones de euros argumentando que "hay pocas razones para creer que las inaceptables prácticas de la empresa vayan a cambiar en el futuro". Así que queda un resquicio para la esperanza.

Etiquetas