Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

COMIENZA LA LIBERACIÓN DE PRESAS PALESTINAS

El soldado Shalit aparece en un vídeo con aparente buena salud

El trato entre Israel y Hamás para la liberación de 19 presas palestinas a cambio de la entrega de un vídeo que demuestra que el soldado israelí secuestrado Gilad Shalit sigue vivo -y en el que aparece con buena salud -comenzó a aplicarse.

Según fuentes de Hamás, una de las presas cuya puesta en libertad figura en el acuerdo ha regresado ya a Gaza, donde se dirige hacia la oficina del jefe del Ejecutivo islamista que gobierna en la franja, Ismael Haniye, para agradecerle su liberación.

Se trata de Fatima Al Dish, una activista originaria de Gaza.

Las fuentes de Hamás hicieron el anuncio minutos después de que medios de prensa israelíes divulgaran que el Gobierno de Israel había ordenado la liberación de las otras 19 prisioneras palestinas tras recibir el vídeo, en el que Shalit aparece con buen estado de salud.

Media hora después de las informaciones de la prensa local y el anuncio de Hamás, las autoridades israelíes no habían confirmado, sin embargo, el inicio del canje.

"Lo único que puedo decir es que hemos recibido el vídeo", dijo a Efe David Baker, portavoz de la oficina del primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu.

Según medios israelíes, el vídeo, de un minuto de duración, se filmó hace dos meses y muestra a Shalit en buena forma física, vestido de civil y sobre un fondo en el que figuran las enseñas de Hamás.

Shalit fue capturado en 2006 por milicianos del brazo armado de Hamas, las Brigadas Azedín al Kasam, y de otros dos grupos palestinos, los Comités Populares de Resistencia y el Ejército del Islam, cuando hacía guardia junto a la frontera con Gaza.

Las autoridades israelíes han mostrado cautela sobre la posibilidad de que el acuerdo conduzca a una pronta liberación de Shalit, para lo que los grupos secuestradores exigen la puesta en libertad de cientos de presos palestinos, algunos con delitos de sangre.

Según el presidente de Israel, Simón Peres, "aún queda un largo camino por recorrer" para la liberación del soldado cautivo.

Etiquetas