Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

SAHARA OCCIDENTAL

Continúan los enfrentamientos en El Aaiún

El Frente Polisario ha elevado a 11 los muertos saharauis y, pese a que las fuerzas de seguridad dicen que la situación es "estable y normal", algunos cooperantes internacionales aseguran que en las calles "la tensión es muy alta" y se están produciendo nuevos incidentes violentos.

Imagen de las fuerzas de seguridad marroquíes.
Continúan los enfrentamientos en El Aaiún
AFP PHOTO

Uno de los cooperantes internacionales presentes en El Aaiún, el mexicano Antonio Velázquez, ha asegurado que hacia las 11.10 de este martes (12.10 en la España peninsular) se produjo una "intifada" en los barrios de Matala y Haimatar, protagonizada por "familiares de desaparecidos" durante la intervención policial y militar efectuada ayer por Marruecos.

Asimismo, la organización no gubernamental Thawra - que cuenta con dos miembros en El Aaiún - ha anunciado en su blog informativo que las fuerzas de seguridad marroquíes han impuesto el "estado de sitio" y han cortado las comunicaciones con la ciudad. "Por tierra, las carreteras de acceso a El Aaiún desde Tantan y Smara están cerradas y controladas por las fuerzas de seguridad, y por aire, las compañias de Binter Canarias y Air Maroc no venden vuelos, de momento, hasta el próximo viernes", aseguró en un despacho informativo.

Velázquez, que no ha sido testigo de esta "intifada", explicó que se han escuchado "muchas sirenas" de la Policía. "Ayer se registraron muchos desaparecidos, según fuentes saharauis más de cien" y las familias "desesperadas han salido a las calles para manifestarse" en Matala y en Haimatar, cerca del aeropuerto, explicó.

Según el cooperante, en la ciudad se vive una "tensión muy grave", con presencia continua de camiones y helicópteros militares. Hacia las diez de la noche de ayer se puso en marcha "un toque de queda muy estricto" que no impidió, aseguró, que los colonos marroquíes salieran a la calle y atacaran las viviendas de saharauis.

Respecto a cómo se vive la situación en la ciudad, Velázquez explicó que en las primeras horas del día apenas se veía a nadie en las calles. "La vida continúa, pero la Intifada también", declaró. "La gente está muy dolida y no se va a olvidar fácilmente lo de ayer", agregó.

Nuevos enfrentamientos

Por su parte, la periodista española Edi Escobar, portavoz de la activista saharaui Aminetu Haidar, ha informado a través de correo electrónico de que este martes se han registrado nuevos enfrentamientos en El Aaiún y se ha constatado la intervención del Ejército, de las fuerzas auxiliares y de la Policía en algunos puntos de la ciudad, como la avenida Smara o el barrio de Matala.

En los barrios de Dwirat y Elawda (este), aseguró Escobar - que cita como fuente a "activistas saharauis" -, "el Ejército allana las casas y obliga a gritar '`Viva el Rey!' y '`Sáhara marroquí!'".

"Total normalidad"

La situación en El Aaiún, después de los sucesos de ayer tras el desmantelamiento por la fuerza del campamento de protesta saharaui, es "estable y normal", ha asegurado este martes el prefecto de la Policía de la capital del Sáhara Occidental, Mohamed Dkhissi.

Según el máximo responsable de la Policía en la ciudad, la situación volvió a la normalidad a las 15:30 horas de ayer, negando así las informaciones transmitidas por activistas y grupos pro saharauis que aseguran que hoy ha vuelto a haber incidentes en las calles de El Aaiún y que hay una fuerte presencia de las fuerzas de seguridad.

Dkhissi subrayó que el "vandalismo" que se vivió ayer en la capital de la antigua colonia española provocó "pérdidas humanas" entre las fuerzas de seguridad --por el momento se ha informado de sólo un agente muerto en estos sucesos y otros cuatro en el asalto al campamento-- así como una decena de coches quemados y el deterioro en varios bienes públicos y privados.

Recuento de víctimas

El Frente Polisario ha elevado a 11 los muertos saharauis tras la entrada por la fuerza de unidades marroquíes en el campamento de protesta de Gdeim Izik y afirmó que los agentes utilizaron fuego real contra "más de 26.000 personas indefensas en su mayoría mujeres, niños y ancianos".

En un comunicado, el Ministerio de Información saharaui cifró en 723 los heridos y en 159 las personas desaparecidas de las que sus familiares no tienen noticias.

"Las fuerzas de agresión marroquíes utilizaron balas reales, bombas lacrimógenas, porras, piedras y cañones de agua contra una población pacífica sin defensa, compuesta por más de 26.000 personas en su mayoría mujeres, niños y ancianos", afirma.

El departamento de Información saharaui señala que el balance oficial provisional de víctimas "corre el riesgo de incrementarse considerando las dimensiones de la bárbara agresión ejecutada por las fuerzas marroquíes" y que advierte de que entre los desaparecidos puede haber varios muertos más.

Etiquetas