Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

REINO UNIDO

El millón de libras donado por JK Rowling marca el arranque del congreso laborista

El partido debate su futuro en un ambiente de tensión por el cuestionamiento de Brown y la amenaza de la pérdida del poder.

El Partido Laborista británico anunció en el arranque de su conferencia anual en Manchester que la autora de la saga de Harry Potter, JK Rowling, ha donado un millón de libras para la financiación de sus actividades, una de las pocas noticias positivas para una formación que afronta cinco jornadas de debate en un clima de tensión por el cuestionamiento del líder, Gordon Brown, y el pesimismo ante la debacle que todas las encuestas le auguran en las generales previstas para 2010.

El cónclave aparece como uno de los más cruciales de los últimos años por cuanto representa un punto de inflexión tras once años de hegemonía, si bien los asuntos a evaluar van más allá de personalismos y perspectivas de futuro y abarcan ámbitos prácticos como el sostenimiento económico de una estructura ahogada por las deudas y con controvertidos antecedentes en materia de financiación.

En consecuencia, la aportación de Rowling, con una fortuna estimada en unos 675 millones de euros, una de las mayores de Reino Unido, supondrá un alivio para las arcas laboristas y un empuje para la maltrecha popularidad del primer ministro, amigo personal de la escritora, quien explicó que su aportación es un reconocimiento al trabajo del Gobierno para atacar la pobreza infantil.

El propio Brown se declaró "encantado" de que la creadora del niño mago, a la que definió como "uno de las más grandes autores de todos los tiempos", haya hecho "una donación así de generosa" y, por ello, agradeció su "apoyo al Partido Laborista y a sus valores de justicia social y oportunidades para todos" en la que ha representado su hasta ahora primera aportación económica a la formación.

No obstante, el montante global de Rowling quedará todavía lejos de saldar la deuda de 17,8 millones de libras (21,5 millones de euros) que aún atesora el Laborismo, principalmente por los préstamos solicitados para la campaña de las últimas generales, celebradas en 2005, con diferencia la más cara de la historia de su historia.

Objetivos

En este sentido, fuentes de la formación explicaron que el dinero dedicado por la novelista no se destinará en su totalidad a sofocar los pagos pendientes, sino que se repartirá a las actividades programadas para continuar con el trabajo del partido. Por su parte, Rowling declaró que su intervención económica es, además de una apreciación ante los trabajos frente a la pobreza infantil, una reacción ante las propuestas fiscales de los conservadores en caso de hacerse con el poder.

La autora pretende de esta forma recriminar los recortes de impuestos a los matrimonios prometidos por el líder 'tory', David Cameron, tras las penurias económicas sufridas por ella misma durante la gestación del primero de los siete libros de la saga de Harry Potter, escrito en una cafetería para resguardarse del frío de una casa sin calefacción y acompañada de un bebé al que dio a luz como madre soltera. "Creo que las familias pobres y vulnerables afrontarán mejor las facturas bajo un Gobierno laborista que bajo uno liderado por Cameron", declaró en un comunicado.

Las palabras de Rowling, una figura muy popular en Reino Unido, pero con escasas intervenciones en los medios, suponen un balón de oxígeno para Gordon Brown ante cinco jornadas decisivas en las que se pondrá a prueba su liderazgo 15 meses después de asumir el relevo de Tony Blair. Así, frente al cierre de filas que paladeó en la edición de 2007, tras un triunfante inicio de mandato, el primer ministro se enfrenta a una declarada campaña dirigida a desalojarlo del Downing Street y la pérdida de confianza generalizada entre los británicos.

Apoyos

Sin embargo, algunas de las figuras más destacadas de su Gabinete lo han reivindicado a lo largo de esta semana como el "hombre adecuado" para el cargo en un contexto de crisis como el que asola la economía internacional y sus inevitables efectos internos y, hoy mismo, en la jornada inaugural, el ministro de Asuntos Exteriores, David Miliband, uno de los virtuales sucesores, le reiteró su apoyo públicamente y en declaraciones al rotativo 'Daily Mirror' apeló a la unidad.

Con todo, Miliband aparece también hoy en la portada del 'Magazine' de fin de semana del diario 'The Times' con un elocuente titular que se pregunta si "tiene lo que tiene que tener" y un reportaje en el interior en el que se destaca su faceta más personal, con imágenes en su propia casa, en lo que supone un claro contraste con la falta de enganche con la ciudadanía que se le reprocha a Brown.

No obstante, el primer ministro, que tendrá el próximo martes a las 14.00 horas el discurso más importante de su carrera política hasta ahora y la primera de las pruebas de fuego otorgadas por el Laborismo antes de propiciar su desalojo del poder en caso de fracasar, confía en que el congreso permita reconducir las fortunas del partido, que se encuentra a 20 puntos de los laboristas a poco más de año y medio del teórico plazo para las generales y con una intención de voto del 24 por ciento según el último sondeo, publicado hoy por el diario conservador 'Daily Telegraph'.

Asimismo, el mandatario ha recibido el apoyo público de otras destacadas figuras del actual Gabinete como el titular de Sanidad, Alan Johnson, quien hoy mismo lo reivindica en 'The Times'; del de Justicia, Jack Straw; o la número dos laborista, Harriet Harman, que aprovechó su llegada al recinto en el que se celebra el cónclave de Manchester para destacar su valía y minimizar las voces que reclaman su salida del número 10 de Downing Street.

Tensión

Pese a ello, el congreso arranca marcado por la revocación de responsabilidades de hasta tres cargos por demandar un cambio y la dimisión del viceministro para Escocia, David Crains, en coherencia con su opinión de la necesidad de promover el relevo al frente del Laborismo. Además, se prevé que la cita permita analizar las debilidades del actual Gobierno y los motivos por los que ha perdido el contacto con los ciudadanos.

Así, el consenso general pronostica un ambiente de tensión en Manchester, después de que los propios miembros del Gobierno reconociesen de forma anónima a diversos rotativos británicos la tirantez que marcó el consejo del pasado martes en Downing Street, el primero en la residencia oficial tras un verano de especulaciones, con alguno de los presentes "incapaz de mirar a la cara" al primer ministro.

Con todo, paralelamente existe un descontento con los diputados que encabezan el motín interno por la forma en que han hecho público su desacuerdo, debido al perjuicio aún mayor que la imagen de ruptura genera entre los ciudadanos. Aparte, un grupo de destacadas figuras laboristas están uniendo fuerzas para crear la 'Campaña por un Cuarto Mandato' y que se basaría en la estrategia de Brown de subrayar la debilidad de los 'tories' y, de forma complementaria, reivindicar los méritos del Laborismo en sus tres legislaturas para apelar a una cuarta.

Etiquetas