Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

El hijo del cofundador de Hamás espió una década para Israel

Si una parte de los métodos y la ingeniería de espionaje del Mossad han quedado al descubierto por obra y pericia de Dubái, Israel contiene la respiración ante lo que podría ser, la próxima semana, el destape de otra de las organizaciones fundamentales de su comunidad de Inteligencia, el Shin Bet.

 

El invisible Servicio de Seguridad Interior, famoso por sus interrogatorios y por su secreta red de confidentes, va a ser expuesto a la luz por uno de ellos. Se trata de Mosab Hassan Yousef -hijo del que fuera cofundador de Hamás, el jeque Hassan Yousef-, que en unos días publicará en Estados Unidos sus memorias, en las que revela cómo, desde 1996 y hasta que voló a California en 2007, trabajó al servicio de la agencia israelí encargada de dar caza a los terroristas palestinos.

El libro se expondrá en las librería bajo el título 'Hijo de Hamás', y era ayer anunciado en exclusiva por el diario 'Haaretz' de Tel Aviv. El nombre de Hassan Yousef ya fue conocido en 2008 cuando comunicó a todo el Planeta que se había convertido al cristianismo. Pero ahora, el rotativo difundirá mañana una entrevista en la que airea que es también 'el príncipe verde' -un apodo que remite a su "pedigrí" y a los colores del movimiento islamista-, y que le señala como uno de los agentes más eficaces y de más alto rango que han colaborado con la agencia.

 

Entre sus hazañas figuran el haber facilitado información para atrapar innumerables células terroristas en Cisjordania, para impedir ataques suicidas o propiciar arrestos como el del líder de Fatah, Marwan Barghouti. Y también elaborar planes de asesinato, incluido el frustrado intento de matar a su padre, que cumple seis años en una prisión de Israel.

Otros 15 sospechosos

Mientras, la Policía de Dubái anunció ayer que ha identificado a 15 nuevos sospechosos con pasaportes europeos del asesinato del dirigente de Hamás Mahmud al Mabhuh. Al menos diez israelíes se cuentan entre los nuevos sospechosos, según informó ayer la edición electrónica 'Haaretz', que precisó que una decena de ciudadanos israelíes con doble nacionalidad comparte identidad con individuos cuyo pasaporte figura entre los últimos 15 sospechosos.

 

Con este anuncio, aumenta a 30 el número de personas identificadas, que supuestamente participaron en el asesinato el 19 de enero de Al Mabhuh, de 50 años.

Etiquetas