Despliega el menú
Internacional

EL PRÓXIMO 20 DE AGOSTO

El Gobierno afgano cierra un acuerdo de alto el fuego con los talibanes antes de las elecciones

El Gobierno afgano ha alcanzado un acuerdo de alto el fuego con los insurgentes talibán en la provincia de Badghis, en el noroeste del país, en el primer gesto de este tipo en medio de la escalada de violencia que sufre el país ante las elecciones presidenciales del próximo 20 de agosto.

 

El contingente español dentro de la Fuerza Internacional de Asistencia para la Seguridad (ISAF) dirige precisamente un Equipo Provincial de Reconstrucción (PRT) en Qala-i-Naw, en esta provincia.

La tregua se ha alcanzado en esta provincia fronteriza con Turkmenistán, según ha anunciado el portavoz gubernamental, Seyamak Herawi. El Gobierno quiere llegar a acuerdos similares con los talibán en otras partes del país en un intento por mejorar la seguridad de cara a los comicios, según Herawi.

"Mientras se mantenga el alto el fuego, el Gobierno no tiene intención de atacar a los talibán (en Badghis) y los talibán también pueden participar en las elecciones", ha declarado Herawi.

La violencia en Afganistán ha alcanzado este año sus peores niveles desde que el régimen talibán fue derrocado a finales de 2001 y ha incrementado desde que miles de marines estadounidenses lanzaran una gran ofensiva en la provincia de Helmand, en el sur, a principios de mes. Los ataques han sido menos frecuentes en la remota Badghis en comparación con los bastiones talibán en el este y el sur.

Antiguos dirigentes talibán han estado intentando mediar entre el presidente afgano, Hamid Karzai, y los insurgentes desde finales del año pasado con la esperanza de poder lanzar conversaciones de paz.

Antes del acuerdo en Badghis, los talibán habían rechazado reiteradamente este tipo de sugerencias, asegurando que continuarán con su insurgencia hasta que todas las tropas extranjeras hayan abandonado Afganistán.

Mediación

La tregua fue acordada tras la mediación entre los líderes talibán en Badghis y ancianos tribales y otras influyentes figuras en la provincia, ha explicado Herawi.

En virtud del acuerdo, los talibán han accedido a no atacar a candidatos electorales en la provincia y a permitirles que creen oficinas electorales. Por otra parte, según Herawi, los colegios electorales estarán vigilados por fuerzas gubernamentales y los talibán también han accedido a no atacar proyectos de reconstrucción en Badghis.

Según el portavoz gubernamental, los talibán no han reclamado ninguna condición especial antes de sellar el acuerdo. "Esta ha sido una buena experiencia (...) y queremos que se lleve a cabo en otras partes del país", ha aseverado.

Etiquetas