Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

TEMPORAL

El frío y la nieve originan un nuevo caos en el transporte en Europa

El fuerte temporal de frío y nieve que recorre Europa de oeste a este ha provocado de nuevo el caos en el transporte aéreo, ferroviario y de carretera.

Nieve en Venecia
El frío y la nieve originan un nuevo caos en el transporte en Europa
AGENCIAS

El fuerte temporal de frío y nieve que recorre Europa de oeste a este ha provocado de nuevo el caos en el transporte aéreo, ferroviario y de carretera.

En el Reino Unido

El mal tiempo ha vuelto a paralizar el Reino Unido con cierres de aeropuertos internacionales como el de Heathrow, donde la compañía British Airways anunció la cancelación de todos los vuelos de salida entre las 10.00 y las 17.00.

El aeropuerto de Stansted desde el que salen los vuelos hacia Zaragoza estaba cerrado esta mañana y aunque se preveía que abriera a las 17.00 la web oficial no informa sobre la apertura de las terminales. Las autoridades aeroportuarias recomiendan que cada pasajero consulte a su aerolínea sobre el estado de su vuelo.

El aeropuerto de Gatwick, donde se registraron la pasada noche temperaturas de 11 grados bajo cero, estará cerrado al menos hasta las 15.00 por culpa del hielo en la pista. Otros aeropuertos afectados son los de London City, Exeter, Cardiff y Aberdeen mientras que el de Bristol ha vuelto a abrir.

La nieve y las bajísimas temperaturas en el Reino Unido han causado además situaciones caóticas en carreteras y en los ferrocarriles, que han cancelado numerosos servicios. Cientos de automovilistas pasaron buena parte de la noche encerrados en sus vehículos en la carretera M6 en la zona del gran Manchester como consecuencia del accidente de un camión, que se quedó cruzado.

El servicio meteorológico prevé fuertes nevadas en el norte de Escocia, Irlanda del Norte, Gales y partes de Inglaterra y además anuncia que las bajas temperaturas podrían durar un mes.

En el continente

Los principales aeropuertos de Bélgica y Holanda registran hoy cancelaciones e importantes retrasos, al igual que sucede en el transporte ferroviario y por carretera.

El aeródromo de la capital belga, que ha cancelado varios vuelos con destino a Holanda, Suiza y Alemania, funciona de modo normal a pesar de que la nieve afecta con especial fuerza la región de Bruselas, donde se prevén temperaturas entre -7 y 0 grados centígrados.

La situación es peor en el aeropuerto de Amsterdam-Schiphol, donde, según medios locales, han tenido que pernoctar unas 3.000 personas y se han cancelado decenas de vuelos. Los problemas en las carreteras, con kilométricos atascos a causa de la nieve y el hielo, y en la circulación férrea impidieron a muchos de ellos regresar a sus casas con normalidad.

Italia

En el centro de Italia cientos de automovilistas han tenido que pasar la noche en sus coches atrapados en la autopista A1, que atraviesa el país de norte a sur y que aún permanece bloqueada en la región de la Toscana.

Francia

Francia registra problemas circulatorios en su parte norte y oeste por el temporal de nieve, que dificulta el tráfico en las carreteras y los trenes del país, informaron los servicios oficiales.

Treinta departamentos, la mayor parte de ellos del oeste, están en alerta por la nieve y la mayor parte de las líneas de trenes de alta velocidad acumulan retrasos puesto que no pueden alcanzar su máxima velocidad a causa del hielo acumulado en las vías.

En el centro de Europa

La nieve ha causado dificultades en el tráfico en Eslovenia, Croacia y Montenegro, donde el aeropuerto de la capital, Podgorica, se cerró temporalmente.

En el este de Austria se han registrado graves problemas de tráfico, mientras que en los Alpes del oeste las autoridades han elevado la alarma de peligro de aludes.

Alemania, que lleva casi tres semanas bajo una capa de nieve provocada por el temporal denominado 'Petra', vuelve lentamente a la normalidad, tras los centenares de vuelos cancelados y las retenciones kilométricas durante la jornada de ayer.

Los mayores aeropuertos del país, con Fráncfort (oeste), Múnich (sur), Düsseldorf (oeste) y Tegel-Berlín (noreste) a la cabeza, están en funcionamiento, aunque de forma algo precaria: muchos acumulan retrasos y anulaciones en muchas de sus rutas.

La situación en las carreteras ha mejorado visiblemente y en el estado federado de Renania del Norte-Westfalia, la región más afectada por copiosas nevadas, apenas se registraron atascos a primera hora de hoy, cuando ayer llegaron a sumarse cerca de 200 kilómetros de retenciones.

No obstante, el Servicio Meteorológico Alemán (DWD) advirtió de que el descenso de las precipitaciones en forma de nieve no va a ir acompañado de una subida de las temperaturas, que se mantendrán bajo cero en gran parte del país.

La mayor parte de la República Checa amaneció con el cielo despejado, tras una semana de fuertes nevadas y la declaración del estado de emergencia en varias zonas montañosas del norte. En Eslovaquia la situación es también de normalidad, y mucha gente ha salido de la ciudad en busca de las pistas de esquí, debido a las buenas condiciones.

Etiquetas