Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

ÁFRICA

El Ejército sudanés ataca al único grupo rebelde que firmó el acuerdo de paz

El Ejército de Sudán ha atacado al único grupo rebelde de Darfur que firmó el acuerdo de paz en 2006 por planear unirse a los rebeldes que todavía luchan contra el Gobierno sudanés.

El Movimiento de Liberación de Sudán (SML) dirigido por Minni Arcua Minnawi, firmó el Acuerdo de Paz de Darfur con el Gobierno de Sudán en la capital de Nigeria, Abuya, en mayo de 2006. Sin embargo, otros dos grupos rebeldes boicotearon el acuerdo y no pusieron fin a los enfrentamientos y la delincuencia en la región del oeste de Sudán.

"Ayer se produjo un enfrentamiento en el que los derrotamos", manifestó el portavoz del Ejército, Al Sawarmi Jaled. "Se dirigían al sur cuando los atacamos", informó Jaled, quien agregó que los rebeldes "tienen muchos heridos".

La semana pasada, Khaled afirmó que el SLM se estaba desplazando hacia Sur de Sudán, una región semiautónoma que espera independizarse tras el referéndum del próximo año.

El portavoz del Ejército indicó que el SLM planeaba unirse a los grupos rebeldes que todavía luchan contra el Gobierno y lo identificó como un objetivo militar. El grupo rebelde comandado por Minnawi afirmó que cualquier ataque contra sus fuerzas es una "declaración de guerra".

Después de las elecciones de abril, Minnawi fue nombrado asistente de la presidencia y ha vivido en la capital de Sur de Sudán, Juba. Las fuerzas de paz de Naciones Unidas y de la Unión Africana (UNAMID) informaron de que conocían los enfrentamientos en Darfur, cerca de la frontera con Sur de Sudán, aunque no ofrecieron más detalles.

La ONU estima que unas 300.000 personas han muerto en la crisis humanitaria provocada tras la campaña contra la insurgencia en 2003, en la que los rebeldes demandaban más presencia en el poder y el patrimonio del país.

El Tribunal Penal Internacional exige la detención del presidente de Sudán, Omar Hassan al Bashir, para juzgarle por crímenes de guerra y genocidio en Darfur. Pese a ello, Jartum rechaza la jurisdicción del tribunal y culpa a los medios occidentales de exagerar problemas en esta región.

Etiquetas