Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

LIBIA

El Consejo de Transición abre una nueva era, pero Gadafi no aparece

Mientras el Consejo se reunía en la capital, el líder libio volvió a dirigirse a sus leales llamándoles a la "guerra santa" contra los rebeldes".

Unos soldados rebeldes libios escoltan a miembros del Consejo de Transición
El Consejo de Transición abre una nueva era en Libia, pero Gadafi no aparece
EFE

Cuatro días después de haber entrado triunfalmente a Trípoli, los líderes del Consejo Nacional de Transición de los rebeldes libios celebraron este jueves una primera reunión en la capital de Libia, mientras sigue sin conocerse el paradero del líder Muamar al Gadafi.

La mitad de los ministros del consejo llegaron en un convoy de la insurgencia a Trípoli y fueron recibidos con expresiones de júbilo por los habitantes de la ciudad.

Nuevo mensaje de Gadafi

Entretanto, Gadafi volvió a emitir un breve mensaje de audio arengando a sus seguidores a luchar contra los rebeldes, y pidió que también mujeres y niños participen en los combates, según lo citó la cadena árabe Al Yazira.

El mensaje fue emitido por una emisora leal al régimen, señaló Al Yazira. En él Gadafi pedía a sus seguidores que expulsen de Trípoli a todos los que traían la "vergüenza" a la ciudad.

El líder libio también pidió que los imanes llamen en las mezquitas a la "guerra santa" contra los rebeldes. "Destrúyanlos rápido. Ustedes son la gran mayoría", arengó a sus seguidores. "No permitan a las ratas que entreguen Trípoli a las potencias coloniales".

No está clara la autenticidad del mensaje. Además, las informaciones de los insurgentes que afirmaron tener rodeado a Gadafi y su clan en el bloque de viviendas en Trípoli no fueron confirmados.

Vacío de poder

Pese a que continúan los combates en Trípoli, el Consejo Nacional de Transición está decidido a no dejar que se produzca un vacío de poder.

En la primera reunión del consejo opositor en Trípoli se habló de posibilidades para mejorar la seguridad, según dijo el ministro de Petróleo de los rebeldes, Ali al Tarhuni. "No necesitamos más tropas, sino una mejor organización", señaló.

Al Tarhuni y colegas suyos como los ministros de Justicia, del Interior, de Comunicación, de Información y Salud, se instalaron en la sede de la compañía nacional de Petróleo.

La llegada a Trípoli es un "momento histórico", señaló también Tarhuni. "Estoy tan orgulloso y contento, me faltan las palabras", agregó.

En paradero desconocido

En el país, en tanto, seguía sin conocerse el paradero de Gadafi. Los rebeldes continuaron este jueves de forma decidida la búsqueda del hombre que dirigió el país durante los últimos 40 años. No se confirmaron primeros rumores que señalaban que las fuerzas opositoras habían conseguido cercar a Gadafi.

La OTAN puso a disposición de la insurgencia informaciones de inteligencia y medios de investigación para la búsqueda, dijo el ministro de Defensa británico, Liam Fox, en una entrevista con la cadena BBC.

El diario 'Daily Telegraph' había informado antes que una unidad especial del Ejército británico participaba en la búsqueda de Gadafi y sus hijos. Los soldados de élite iban disfrazados de habitantes locales, aseguró el rotativo.

El bombardeo durante horas de un bloque residencial en Trípoli en el que un comandante rebelde creía a Gadafi y sus hijos alimentó también las especulaciones sobre el paradero del líder libio.

Otras fuentes insurgentes creían que Gadafi estaba fuera de la capital. "Gadafi no está en Trípoli. Está en un lugar a unos 150 kilómetros de Trípoli con uno de sus hijos", dijo Atman Ibrahim Mleita, comandante de la unidad rebelde Al Karkar.

El ex jefe del banco central Farhat Bengdara consideró en cambio que Gadafi está en una base militar cerca de Sabha o ya de camino a Argelia. Bengdara también señaló que Gadafi podría haberse llevado oro por un valor de 100.000 millones de dólares para sobornar a tribus y milicias libias y conseguir su protección, según declaró al diario italiano "Corriere della Sera".

Según Al Yazira, el consejo opositor impulsa la captura del líder libio para acabar con la resistencia de los últimos leales al régimen.

Fondos congelados

En tanto, el líder del gobierno de trasición, Mahmud Yibril, advirtió en Milán acerca de una nueva desestabilización de su país, si Occidente no libera pronto los fondos congelados del clan Gadfi.

Italia tiene previsto liberar unos 350 millones de euros en principio para respaldar al gobierno de transición. En tanto, el ministro de Relaciones Exteriores de Alemania, Guido Westerwelle, ofreció ayuda alemana para eliminar los depósitos de gases tóxicos. Según el Ministerio de Relaciones exteriores en Berlín, sólo quedan en Libia 11 toneladas de gas mostaza.

Rebeldes y leales al ex hombre fuerte de Libia Muamar al Gadafi se enfrentaban este jueves en combates por la conquista de dos pequeñas ciudades en el noroeste del país.

Las tropas regulares abrieron fuego de artillería contra la ciudad de Zuwara, según informaron residentes a dpa en Trípoli.

En Ayaylat, unos 40 kilómetros al este, las tropas de Gadafi y residentes se resistían al avance de los insurgentes. Allí hubo manifestaciones en favor de Gadafi en los últimos meses.

Etiquetas