Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

ONU

El Consejo de Seguridad condena la violencia contra los manifestantes en Siria

Los quince miembros del Consejo expresaron su condena unitaria a la represión del régimen contra la población civil.

Tanques del Ejército sirio en Hama
El Ejercito sirio irrumpe en el centro de Hama tras un fuerte bombardeo
EFE

El Consejo de Seguridad de la ONU ha condenado este miércoles la violencia perpetrada contra civiles por las fuerzas del Gobierno sirio, aunque Líbano se ha desmarcado de la resolución, que sí ha contado con el visto bueno de los otros 14 países miembros.

El texto aprobado por el Consejo expresa su «grave preocupación» por la situación de violencia que se vive en Siria y condena las violaciones de los Derechos Humanos y «el uso de fuerza contra civiles». Asimismo, llama «al fin de toda violencia y urge a todas las partes a actuar con la máxima contención y a evitar las represalias».

El órgano con más poder de Naciones Unidas resuelve así meses de discrepancias entre sus integrantes, ya que países como Brasil, India, Líbano, China y Rusia se habían mostrado suspicaces por los términos que podrían ser utilizados contra el Gobierno de Bashar Al Assad. Aunque el texto ha salvado las reticencias de países clave como Rusia y China -con derecho de veto-, Líbano, vecino de Siria, finalmente se ha desmarcado del documento acordado, según Reuters.

La reprimenda del Consejo, que no implica nuevas sanciones, reclama a las autoridades sirias que «respeten los Derechos Humanos y cumplan con sus obligaciones internacionales», al tiempo que le advierte de que los responsables de la violencia deben ser procesados.

El Consejo de Seguridad también hace alusión a las reformas prometidas por el Gobierno sirio para lamentar «la falta de avances en su implementación» y pedir al régimen de Al Assad que cumpla sus «compromisos». «La única solución a la actual crisis en Siria es a través de un proceso político inclusivo y liderado por los sirios, con el objetivo de resolver eficazmente las aspiraciones y preocupaciones legítimas de la población», añade, con una particular referencia a «libertades fundamentales» como las de expresión o reunión.

Por otra parte, la resolución exhorta a las autoridades de Siria a «aliviar la situación humanitaria» en las zonas afectadas cesando los asedios y permitiendo a las agencias internacionales que accedan a estas áreas.

El secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, deberá ahora informar de la situación actual en Siria en un plazo de siete días, según le pide el Consejo.

Etiquetas