Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

El Consejo de Derechos Humanos condena la ofensiva en Gaza

 

El Consejo de Derechos Humanos de la ONU aprobó hoy una resolución que condena a Israel por su actual ofensiva en la franja de Gaza, pide su cese inmediato y decide el envío de una misión de investigación independiente.

El texto obtuvo 33 votos a favor -en su mayoría de los países árabes e islámicos, así como de los no alineados- un voto en contra de Canadá (EEUU no forma parte del Consejo) y 13 abstenciones de los países europeos.

Los 47 miembros del CDH se reunieron hoy para concluir la sesión especial dedicada a la situación en Gaza y a las violaciones de los derechos humanos de los civiles que se están registrando, una sesión que comenzó el viernes y en la que no pudo llegarse a un acuerdo.

El texto adoptado "condena duramente" la operación israelí "que ha resultado en violaciones masivas de los derechos humanos del pueblo palestino y en la destrucción sistemática de las infraestructuras".

El texto pide un cese inmediato de los ataques militares israelíes que han causado casi 900 muertos, muchos de ellos niños, y unos 4.000 heridos, así como la retirada de las fuerzas israelíes de Gaza.

También pide a Israel, como fuerza ocupante, que "deje de apuntar a los civiles y a las instalaciones médicas" y que levante el bloqueo y abra los pasos fronterizos de la franja.

Entre otros puntos también se pide al secretario general de la ONU que investigue los bombardeos lanzados contra escuelas gestionadas por la UNRWA, la agencia de Naciones Unidas para la ayuda a los refugiados palestinos, que causaron decenas de víctimas entre civiles que se habían refugiado en ellas.

El Consejo pide a todos los relatores especiales de la ONU, especialmente a aquellos más relacionados con la situación en los territorios palestinos, con los niños en conflictos armados y otros que "busquen urgentemente información sobre los derechos humanos del pueblo palestino y hagan sus informes".

"El Consejo decide despachar una misión urgente internacional e independiente, que será nombrada por el presidente, para investigar todas las violaciones de las leyes sobre derechos humanos y sobre derecho humanitario por parte del poder ocupante, Israel".

La resolución no fue apoyada por los países europeos -como es tradicional en este órgano- pues en ella se pide "a todas las partes" que no ejerzan violencia contra la población civil, pero sin citar a Hamás ni los disparos de cohetes contra Israel.

En esta sesión especial dedicada a Gaza, el embajador palestino ante la ONU en Ginebra, Ibrahim Khraishi, calificó de "genocidio" lo que ocurre en Gaza y dijo que el 80 por ciento de los fallecidos por los ataques son civiles.

El embajador de Israel, Aharon Leshno-Yaar, defendió la operación y acusó a Hamás de utilizar a la población palestina como "escudos humanos".

Suiza fue el país europeo que se expresó con más dureza contra la ofensiva israelí, lo que le ha valido las críticas de la Embajada de este país en Berna, aunque hoy finalmente se abstuvo.

La alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Navi Pillay, pidió el envío de observadores internacionales a Israel y a los territorios palestinos ocupados para investigar las exacciones perpetradas contra los civiles.

Etiquetas