Despliega el menú
Internacional

EE.UU.

EEUU se planea retomar las relaciones diplomáticas con Irán tras 30 años de ruptura

Washington abrirá una Sección de Intereses, paso previo al establecimiento de una embajada.

Las relaciones diplomáticas entre Estados Unidos e Irán, interrumpidas durante tres décadas, se retomarán en un futuro cercano. Washington anunciará el próximo mes el establecimiento de una presencia diplomática en Teherán, paso previo a la apertura de una embajada. Las informaciones, adelantadas por el diario británico 'The Guardian', llegaron un día después de que, en un gesto también con mucho significado, se conociese que Estados Unidos enviará a un enviado para participar en las conversaciones con el régimen iraní sobre su polémico programa nuclear.

El rotativo abrió su edición con la exclusiva, que confirma la próxima apertura en Teherán de una Sección de Intereses estadounidenses, lo que supondría un primer paso al establecimiento de un consulado. Más allá de la mera logística, la iniciativa supone el restablecimiento de las relaciones diplomáticas bilaterales rotas casi 30 años atrás. Según las informaciones de 'The Guardian', será el próximo mes cuando Washington dé la confirmación definitiva.

La Casa Blanca ya anunció el miércoles que enviaría al subsecretario de Estado norteamericano, William Burns, al encuentro que el próximo sábado mantendrán el Alto Representante de la Política Exterior y de Seguridad de la UE, Javier Solana, y representantes de China, Rusia, Francia, Reino Unido y Alemania con el negociador nuclear iraní, Saeed Jalili. Esta decisión, que cambia la postura estadounidense de no implicarse en ninguna negociación con Teherán, se completa ahora con un nuevo movimiento que permitirá que personal diplomático se "instale" en el país árabe. El periódico lo ve como "un cambio extraordinario en la política del presidente George W. Bush, quien ha mantenido una postura agresiva ante Irán durante su tiempo en el cargo".

El ministro iraní de Asuntos Exteriores, Manouchehr Mottaki, aseguró que la inclusión de Estados Unidos en la nueva ronda de negociaciones es "positiva". Las autoridades de Teherán, explicó, esperan un "compromiso constructivo" de todos los participantes en la reunión de Ginebra, donde se discutirá una oferta de incentivos hecha el mes pasado por las potencias mundiales.

Tres décadas

Estados Unidos cortó sus lazos diplomáticos con Teherán durante la crisis de rehenes iniciada en 1979 y que se alargó hasta 1981. Un grupo de milicianos iraníes mantuvo entonces a 52 funcionarios norteamericanos retenidos en el consulado durante 444 días. Sin embargo, en el sentido opuesto, Irán sí cuenta actualmente con una sección de intereses en Estados Unidos, aunque en la embajada paquistaní.

El domingo, el presidente iraní, Mahmoud Ahmadinejad ya avanzó que su país consideraría cualquier propuesta estadounidense para desplegar su propio avance diplomático. Esta decisión llega en plena escalada de las reticencias entre ambos países, principalmente a cuenta del enriquecimiento de uranio en Irán, aunque el régimen árabe lo vincula con fines pacíficos, y la prueba de misiles que la semana pasada demostró la capacidad de los proyectiles iraníes para alcanzar Israel y las bases norteamericanas en la región.

Etiquetas