Despliega el menú
Internacional

SEGURIDAD EN ASIA

EE. UU. alerta del riesgo de los lazos militares entre Pyongyang y Birmania

La jefa de la diplomacia de Estados Unidos, Hillary Clinton, advirtió de que la creciente cooperación militar que mantienen los regímenes de Corea del Norte y Birmania (Myanmar) puede convertirse en una amenaza para la estabilidad del Sudeste de Asia.

Clinton hizo esa advertencia tras llegar a Tailandia para participar en el foro asiático de seguridad, que se centrará en la amenaza nuclear de Corea del Norte y la represión en Birmania, dos países que en los últimos seis años han estrechado sus lazos militares.

"Sabemos que existe una creciente preocupación acerca de la cooperación militar entre Corea del Norte y Birmania, que nos tomamos de forma muy seria. Puede ser desestabilizadora para la región y suponer una amenaza directa para los vecinos de Birmania", dijo Clinton en conferencia de prensa.

El foro de seguridad de Phuket se celebra mientras aumentan las evidencias sobre el traspaso de tecnología militar norcoreana a Birmania, incluida aquella destinada a la fabricación de misiles.

Los militares birmanos construyen con ayuda de Pyongyang una extensa red de túneles blindados y refugios con fines militares en varias áreas del país, revelaron imágenes y documentos filtrados recientemente a la prensa extranjera.

Estas gigantescas obras de ingeniería en Birmania, una de las naciones más pobres de Asia, han alimentado las sospechas de que el régimen norcoreano planea también suministrar tecnología nuclear a los generales birmanos.

La relación entre los regímenes norcoreano y birmano se hizo pública en julio de 2003 a raíz de la llegada a Birmania de una veintena de técnicos enviados por Pyongyang.

Birmania rompió relaciones diplomáticas con Pyongyang en 1983, después de atribuir a comandos norcoreanos el atentado con bomba ocurrido durante la visita oficial efectuada por el entonces presidente de Corea del Sur, Chun Doo-Hwan, y en abril 2007 normalizaron sus relaciones diplomáticas.

A pesar de esa relación entre los dos regímenes más opacos de Asia, Clinton señaló que Estados Unidos no descarta adoptar una postura "constructiva" con Birmania si su Junta Militar cede a las principales demandas de la comunidad internacional.

"Liberar a los presos políticos y otros pasos que Birmania sabe que puede dar, como el final de la violencia contra su gente, incluida la de las minorías, y el maltrato de Aung San Suu Kyi" apuntó la jefa de la diplomacia estadounidense.

Más de dos mil encarcelados

Cerca de 2.100 activistas birmanos están encarcelados por motivos políticos, entre ellos Suu Kyi, la Nobel de la Paz y líder del movimiento opositor, a quien un tribunal juzga ahora por violar los términos del arresto domiciliario que cumplía desde 2003.

Tras su llegada a Bangkok procedente de la India, la secretaria de Estado se entrevistó con el primer ministro de Tailandia, Abhisit Vejjajiva, con quien pasó revista a la cooperación para combatir el cambio climático y el terrorismo, así como la situación de la seguridad en Asia, indicó el Ministerio tailandés de Asuntos Exteriores.

Es la primera visita oficial que Clinton lleva a cabo a un país del Sudeste Asiático desde que asumió el cargo en la Administración del presidente Barack Obama.

Clinton viajará mañana a la turística isla de Phuket, donde abordará la reciente crisis causada por el lanzamiento de misiles de Corea del Norte, en las reuniones bilaterales que mantendrá con sus homólogos de Rusia, Serguéi Lavrov; Corea del Sur, Yu Miung-hwan; China, Yang Jiechi; y Japón, Hirofumi Nakasome, señaló un portavoz de la delegación estadounidense.

No obstante, es improbable que el secretario de estado adjunto para Asia del Este y Pacífico, Kurt Campbell, que acompaña a Clinton, se reúna con la delegación oficial norcoreana enviada a la conferencia, indicó el ministro surcoreano de Asuntos Exteriores, Yu Myung-hwan.

Su homólogo norcoreano, Pak Ui-Chun, declinó la invitación de Tailandia para participar en el foro, y en su lugar ha enviado a Phuket una representación de cinco funcionarios encabezada por el embajador Pak Kun-gwang.

La decisión de Pyongyang ha decepcionado a Tailandia, el país anfitrión, que confiaba en que la presencia del titular de Asuntos Exteriores sirviera para facilitar el regreso del régimen norcoreano a las negociaciones a seis bandas.

Estados Unidos, Rusia, China, Japón y Corea del Sur han participado durante los últimos seis años en las conversaciones encaminadas a convencer al régimen de Pyongyang para que desmantele su programa nuclear a cambio de ayuda económica.

Según fuentes oficiales de la ASEAN, la asistencia de Clinton al foro que se celebra anualmente desde 1994, es una muestra del cambio de la política exterior de Washington con relación a Asia, después de que la región fuera objeto de escaso interés durante la etapa de George W. Bush en la presidencia de Estados Unidos.

Clinton firmará mañana el pacto de no agresión o de Cooperación y Amistad con la ASEAN, grupo integrado por Brunei, Camboya, Birmania (Myanmar), Filipinas, Indonesia, Laos, Malasia, Singapur, Tailandia y Vietnam; y que durante años Estados Unidos se mostró reacio a suscribir.

Además de la amenaza nuclear norcoreana y de Birmania, los 26 ministros y el alto representante para la Política Exterior y Seguridad Común de la Unión Europea (UE), Javier Solana, abordaran el jueves la lucha contra el terrorismo tras los atentados de corte islamista perpetrados la pasada semana en Yakarta.

Etiquetas