Despliega el menú
Internacional

CONMOCIÓN EN ALEMANIA

Dos neonazis alemanes confiesan varios asesinatos antes de suicidarse

Dejaron unas grabaciones de vídeo en las que se identifican como miembros de un grupo clandestino nacionalsocialista, integrado en una red de "camaradas" dispuestos a actuar y a perpetrar más atentados. Se declaran autores del asesinato de 9 inmigrantes.

Estas serían algunas de sus víctimas
Dos neonazis alemanes confiesan varios asesinatos antes de suicidarse
AFP

Dos neonazis alemanes, presuntos autores del asesinato de nueve inmigrantes y de una agente de la policía, dejaron grabada una confesión antes de suicidarse, hace una semana, así como el anuncio de nuevos atentados por parte de sus correligionarios ultraderechistas.

Los investigadores de la trama ultraderechista, descubierta tras el suicidio de los dos hombres en una caravana y la explosión posterior de la casa donde vivían con una mujer, en Zwickau (este del país), hallaron entre las ruinas de la vivienda cuatro DVD, informa en su próxima edición el semanario "Der Spiegel".

En ellos, los presuntos terroristas se identifican como miembros de un grupo clandestino nacionalsocialista, integrado en una red de "camaradas" dispuestos a actuar y a perpetrar más atentados.

Según dicho semanario, que afirma disponer de una copia del filme, de 15 minutos, los DVD estaban en sobres preparados para ser enviados a medios de comunicación y centros culturales islámicos.

Además de reivindicar acciones como la colocación de una bomba en el centro de Colonia, en 2004, que dejó heridas a 22 personas, los neonazis se declaran autores de nueve asesinatos de inmigrantes -ocho turcos y un griego-, a los que habrían fotografiado tras matarlos.

Las revelaciones de "Der Spiegel" siguen a las investigaciones abiertas ayer por la Fiscalía federal alemana sobre el trío de neonazis formado por estos dos hombres y la mujer, presuntamente autores de diez asesinatos -los nueve extranjeros, más la policía-, entre 2000 y 2007.

Según el semanario "Focus", el trío contó con al menos un cómplice, un hombre de 37 años, que les proporcionó documentos de identidad y la caravana en que aparecieron muertos el pasado día 4 los dos hombres, de 34 y 38 años.

La aparición de los cadáveres en Zwickau, seguida de la explosión de la casa donde vivieron durante tres años con la mujer, identificada como Beate Z., ha revelado lo que parece una trama terrorista de ultraderecha.

En la caravana se halló el arma de una policía muerta en 2007, en Heilbronn (sur), mientras que en la casa, que quedó en ruinas, se encontró la pistola con silenciador de fabricación checa con la que fueron asesinados, entre 2000 y 2006, los nueve inmigrantes.

Estos asesinatos, ocurridos por todo el país, permanecían hasta ahora sin esclarecer y el único vínculo que se les reconocía es que las víctimas eran pequeños comerciantes, en su mayoría de comida rápida o "Döner".

La pistola de fabricación checa estaba, junto con otras armas y propaganda ultraderechista, en la casa, cuya explosión provocó la mujer, supuestamente para hacer desaparecer pistas.

El trío militó en la década de 1990 en un grupúsculo de la ultraderecha que aún ahora está conectado con ambientes neonazis.

Parece que el trío empezó a actuar ya entre 1998 y 1999, etapa en que cometieron al menos catorce atracos de bancos.

Entre 2000 y 2006 se produjeron los asesinatos de inmigrantes, en ciudades distintas repartidas por toda la geografía de Alemania, a lo que siguió en 2007 el de la agente de la policía, de 22 años.

A partir de ahí, no se conocen otras actividades de los presuntos neonazis, que inmediatamente antes de suicidarse habían cometido un último atraco de un banco, en la ciudad de Eisenach (este).

La Fiscalía federal imputa a la mujer, única superviviente, la pertenencia a una organización terrorista, así como la autoría del incendio provocado en la casa de Zwickau.

Etiquetas