Despliega el menú
Internacional

TAIWAN

Detenido el ex presidente Chen Shui-bian por presunta corrupción

Afirma que no es momento de reformar la cobertura de desempleo y señala que hay margen para bajar los tipos.

El ex presidente taiwanés Chen Shui-bian, que favoreció desde el gobierno la separación definitiva de China, fue detenido por presunta corrupción y puesto a disposición judicial.

El Tribunal de Distrito de Taipei, protegido por cientos de policías, accedió a la petición de Chen de ser examinado en el Hospital de la Universidad de Taiwán, por los presuntos golpes que le propinó la policía.

El examen del ex mandatario taiwanés retrasó la deliberación del tribunal sobre la petición de la Fiscalía Anticorrupción de mantener a Chen en una prisión especial, para evitar que contacte con otros implicados y se destruyan pruebas.

Mientras tanto, cientos de partidarios del ex mandatario gritaban fuera de la sede del tribunal "¡Chen es inocente!", convencidos de que la detención es una maquinación política del gobierno en connivencia con China.

"Es una pura confabulación política y una humillación para la dignidad nacional", dijo uno de los manifestantes subido en su motocicleta.

En cambio, otros comenzaron a lanzar cohetes en señal de alegría por la detención de Chen, a quien consideran un personaje corrupto y déspota. "Mi reacción ha sido de gran alegría, porque la misión de mi vida política se ha cumplido: llevar a un corrupto y un déspota a la cárcel", dijo el parlamentario del gobernante Partido Kuomintang (KMT) Chiu Yi.

Expertos y políticos locales temen que la detención de Chen cause mayores divisiones e incluso disturbios en la isla, cuyos habitantes están muy divididos sobre su postura frente a China.

"Si el proceso judicial no es totalmente consistente, es de esperar que se desencadenen en la sociedad mayores fracturas, inestabilidad y disturbios", dijo la alcaldesa de Kaohsiung, Chen Chu, que pertenece al PDP.

La detención de Chen fue precedida de la acusación formal a su esposa en 2006 y al ex mandatario el 20 de mayo de este año, el mismo día en que finalizó su mandato, de apropiación indebida de un fondo presidencial.

Encarcelados nueve de sus hombres de confianza

En las últimas semanas han sido encarcelados nueve de sus hombres de confianza, incluido el ex viceprimer ministro Chiu Yi-jen, en relación con los cargos imputados a Chen.

El ex mandatario isleño salió de la fiscalía esposado con las manos en alto y gritando vivas a Taiwán y quejándose de "opresión política y judicial", ante cientos de manifestantes, en su mayoría independentistas y favorables a su causa.

El dirigente independentista, en un emotivo discurso antes del interrogatorio, atribuyó su posible detención a motivos meramente políticos, y a una orden directa del presidente Ma Ying-jeou para contentar al liderazgo chino, molesto con su postura independentista.

"Soy el obstáculo principal para la unión que planean el gobernante Partido Kuomintang (KMT) y el Partido Comunista Chino", dijo Chen, antes de finalizar su discurso con vivas a Taiwán, a la democracia y a la independencia de la isla.

Chen, en una reunión con partidarios el lunes por la tarde y en el discurso de hoy, dijo que se aprestaba a entrar en su "Prisión de la Bastilla", en referencia a la Revolución Francesa, y que dedicaría su vida a proclamar que "Taiwán y China son dos países distintos".

El ex mandatario taiwanés ha desplegado en las últimas semanas una ingente actividad política, con discursos atacando a Pekín e instando a la creación inmediata de una República de Taiwán separada definitivamente de China.

Las acusaciones contra Chen surgieron a fines de 2006, cuando se descubrió el uso de facturas falsas proporcionadas por su esposa, Wu Shu-chen, para justificar gastos de un presupuesto presidencial, pero debido a su inmunidad presidencial sólo se pudo acusar formalmente a Wu.

El prestigio del PDP se vio menoscabado por varios escándalos ligados a la familia de Chen, a partir del 2006, y el partido sufrió una estruendosa derrota en los comicios presidenciales y parlamentario de marzo de 2008.

En agosto de este año, el diario isleño "Manzana", desveló investigaciones internacionales sobre el presunto lavado de dinero por parte de la familia de Chen.

El dirigente independentista reconoció el envío al extranjero de decenas de millones de dólares a cuentas de sus familiares, procedentes, según él, de contribuciones políticas no declaradas.

Chen también está acusado de apropiación ilícita de documentos secretos que supuestamente sustrajo de la Presidencia cuando dejó su cargo en mayo de 2008.

El nuevo presidente taiwanés, Ma Ying-jeou, abandonó la postura de Chen de separación definitiva de China, e inició un acercamiento económico con Pekín, con el objetivo de firmar un acuerdo de paz y lograr mayor espacio internacional para la isla.

Etiquetas