Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

OSLO ATENTADOS

Miles de noruegos homenajean a las víctimas

Miles de personas se congregaron en varias ciudades noruegas para rendir homenaje a las 76 víctimas del doble atentado del viernes.

Ciudadanos noruegos dejando velas y flores en homenaje a las víctimas
Decenas de miles de noruegos homenajean a las víctimas
AFP PHOTO

En una marcha silenciosa denominada 'Marcha de las rosas', unos 150.000 ciudadanos han desfilado con flores y antorchas por el centro de Oslo hasta el ayuntamiento, donde el príncipe heredero Haakon y el primer ministro, el laborista Jens Stoltenberg, se han dirigido a la multitud con mensajes de solidaridad.

El príncipe subrayó que «hoy las calles están repletas de amor», y recalcó que si bien nadie dará marcha atrás a los atentados del 22 de julio, «sí podemos decidir qué hacen las muertes de nosotros».

«Hemos decidido responder al odio con unidad. Hemos elegido movilizarnos en pro nuestros valores. Noruega es un país en luto. Recordamos a todos los que han sufrido pérdidas, desapariciones, y a todos los que han hecho un esfuerzo heroico», afirmó Haakon.

Stoltenberg instó a los ciudadanos a mantener su carácter tolerante y no permitir que el «mal se apodere de todo un pueblo». La respuesta a los atentados debe ser «más apertura, más democracia», añadió.

Por su parte, el líder de las juventudes socialdemócratas, Eskil Pedersen, visiblemente emocionado, aseguró que los ataques «han cambiado para siempre» a Noruega, pero que está en las manos del pueblo decidir cómo va a ser esa transformación.

«Él ha arrancado algunas de nuestras rosas más bellas, pero él no puede parar la primavera», concluyó.

Para culminar la marcha, los participantes, con sus rosas en alto, entonaron en alto la canción noruega «Ja, vi elsker», que significa «Sí, nosotros amamos».

'La marcha de las rosas'

La marcha comenzó y terminó en la plaza del ayuntamiento de Oslo, pero tras cerrarse la concentración oficial la gran mayoría de los participantes decidieron desplazarse hasta la catedral para depositar a la entrada sus rosas, como se lleva haciendo espontáneamente desde la mañana del sábado.

La marcha partió de los alrededores del juzgado del distrito de Oslo donde ha comparecido por primera vez el autor confeso del doble atentado, Anders Behring Breivik, a unos centenares de metros del complejo gubernamental donde detonó el potente coche bomba que mató a ocho personas.

La 'Marcha de las rosas', formada en gran parte por familias enteras, tardó casi media hora en cubrir los apenas 600 metros que separan ambos lugares debido a la cantidad de gente solidaria que participaba en el acto.

Etiquetas