Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

TRAGEDIA NACIONAL EN NORUEGA

«Creo que mi hijo debería haberse suicidado antes de matar a tanta gente»

El padre del autor confeso de los atentados de Oslo, que vive al sur de Francia, expresa su consternación por lo ocurrido.

El noruego Anders Breivik, escoltado por la Policía.
Breivik dice que quiso castigar a la socialdemocracia por haber «importado» musulmanes
AF PHOTO

El padre del autor confeso de los atentados de Oslo, Anders Behring Breivik, aseguró ayer que su hijo debería haberse suicidado antes de cometer la masacre que acabó con la vida de al menos 76 personas.

En una entrevista con el canal de televisión noruego TV 2, Jens Breivik se mostró consternado con la tragedia que ha conmocionado Noruega en los últimos días.

«Creo que en última instancia, debería haberse suicidado antes de matar a tanta gente», afirmó el padre desde la localidad francesa de Cournanel (sur de Francia), en donde reside desde que se jubiló.

Las autoridades pusieron bajo custodia policial la casa del padre de Breivik. La propiedad de Jens Breivik en la localidad de Cournanel, dijo ayer el fiscal francés Antoine Leroy, está siendo únicamente vigilada para garantizar el orden.

«No hubo ningún registro», matizó y desmintió Leroy respecto a informaciones previas sobre pesquisas en la casa de Jens Breivik. La casa del jubilado noruego, ubicada unos 100 kilómetros al noreste de Perpiñán, está rodeada por periodistas desde el domingo. Solo medios noruegos consiguieron contactar con Jens Brevik.

El jubilado señaló que no habla con su hijo desde 1995. Ambos no vivieron nunca juntos, agregó, ya que los padres se separaron en 1980, cuando el asesino de Oslo tenía un año. Su hijo era introvertido de pequeño, comentó, aunque no mostraba interés político.

El jubilado contó asimismo que se enteró de la masacre en la isla de Utoya y del atentado en Oslo por el periódico.

El canal de televisión NRK citó por su parte un e-mail de Jens Breivik: «Siento mucho dolor y horror por lo que pasó. No puedo salir del 'shock' por los actos descabellados de Anders, con el que no tengo contacto desde 1995. Para mí es incompresible que pudiera pasar algo así», señaló el padre.

Su compañera sentimental señaló que Jens Breivik viajó el domingo a España, si bien esta información no ha sido confirmada.

El padre de Anders y su madre, Wenche Behring, se divorciaron poco después de que naciera. Según 'The Daily Telegraph', Jens tenía tres hijos de un matrimonio anterior y Wenche una hija. Tras su separación, pugnaron por la custodia de Anders, que finalmente se quedó a vivir con la madre en Noruega. Durante su infancia, visitó asiduamente a su padre en París hasta que cumplió 15 años. Una adolescencia rebelde terminó por deteriorar las relaciones.

La situación de la madre de Breivik está rodeada de más interrogantes. Después de separarse del padre biológico de Anders, Wenche se casó con un militar. El domingo, algunos vecinos explicaban que el piso que había registrado la Policía en Oslo tras la masacre era de la progenitora. «Es una mujer realmente educada, agradable y muy cercana», explicó uno de los residentes en el edificio.

Etiquetas