Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

CARRERA NUCLEAR

Corea del Norte anuncia que está cerca de lograr una segunda vía para fabricar armas nucleares

Corea del Norte anunció que está cerca de alcanzar una segunda vía para fabricar armas nucleares, un paso que los analistas consideran una nueva táctica para presionar a la comunidad internacional tras un mes de gestos conciliadores. Las reacciones al anuncio no se han hecho esperar y mientras Estados Unidos expresa su "preocupación", Rusia lo consideró "alarmante".

"Hemos entrado en la fase final al completar con éxito nuestro enriquecimiento de uranio experimental" indicó la agencia de noticias norcoreana KCNA, citando una carta enviada por su delegado en Naciones Unidas al Consejo de Seguridad de la ONU, aunque el término experimental podría indicar que aún no ha comenzado un enriquecimiento a gran escala.

La misiva añade que "el reprocesamiento de las barras de combustible agotadas está en su fase final y el plutonio extraído está ganando capacidad armamentística". Asimismo, Corea del Norte anunció que ha fabricado nuevas bombas nucleares con el plutonio que ha conseguido en su reactor de Yongbyon.

El Consejo de Seguridad

La agencia norcoreana aseguró que es una respuesta al aumento de sanciones impuestas por el Consejo de Seguridad tras el lanzamiento de prueba de un presunto misil llevado a cabo el pasado abril por el régimen comunista, y se ha dado en un momento en el que Pyongyang buscaba un acercamiento con la comunidad internacional para retomar las negociaciones a seis bandas para desmantelar su programa nuclear y que habían quedado estancadas en los últimos meses.

"Si el Consejo de Seguridad, desde el principio, hubiese tratado el asunto del lanzamiento pacífico de un satélite de Corea del Norte igual que hizo con su silencio respecto al lanzamiento llevado a cabo por Corea del Sur el 25 de agosto de 2009, no habría obligado a Corea del Norte a tomar una fuerte respuesta como su segundo lanzamiento nuclear", indicó la agencia oficial.

"Estamos preparados tanto para el diálogo como para las sanciones. Si algunos miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU quieren poner las sanciones antes del diálogo, responderemos reforzando nuestra defensa nuclear antes de reunirnos para un diálogo", añade el texto.

Mientras, en la ONU, la misión de Estados Unidos, que actualmente ostenta la presidencia del Consejo de Seguridad, indicó que ha recibido la carta norcoreana y que se la ha enviado por su parte a los otros 14 miembros del Consejo.

Las sanciones de la ONU han dañado el comercio de armas de Corea del Norte, restricciones que Estados Unidos se ha negado a aliviar, enviando además a uno de sus diplomáticos a intentar que se refuercen dentro de Asia. "Nunca hemos puesto objeciones a la desnuclearización de la península de Corea", añade la carta, que afirma que "depende estrictamente de la política estadounidense respecto a Corea".

Reacciones

El enviado especial de Estados Unidos para los asuntos de Corea del Norte, Stephen Bosworth, admitió la "preocupación" que para su país representa cualquier avance del régimen norcoreano en su industria nuclear, citó Reuters.

En declaraciones a los periodistas desde Pekín, donde se encuentra de visita oficial, Bosworth se refirió escuetamente a este comunicado y reconoció su malestar. "Obviamente, lo que Corea del Norte haga en materia de desarrollo nuclear supone una preocupación para nosotros", afirmó, tras reunirse con representante del Gobierno chino.

"Creo que para todos nosotros, confirma de nuevo la necesidad de mantener una posición coordinada para lograr una desnuclearización completa y verificable de la península de Corea", indicó.

Por su parte, el Gobierno de Corea del Sur calificó de "intolerable" que Pyongyang haya entrado en la última fase del programa de enriquecimiento de uranio. El portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores surcoreano, Moon Tae Young, aseguró que "no es tolerable", según informaciones de la agencia Yonhap. En este sentido, advirtió de que su Gobierno se enfrentará "con severidad y consistencia" a las "amenazas y provocaciones" del régimen comunista.

Moon afirmó que los últimos movimientos de Pyonyang no hacen sino violar las resoluciones adoptadas por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, la última de las cuales llegó este año después de que las autoridades de Corea del Norte llevasen a cabo un nuevo ensayo nuclear.

Por su parte, el portavoz del Ministerio de Defensa surcoreano Won Tae Je indicó que "nuestra Inteligencia va a intentar verificar el anuncio norcoreano, aunque no será fácil", y advirtió de que también puede ser "sólo retórica de cara a las negociaciones", citó el diario estadounidense 'The New York Times'.

Mientras, Rusia consideró "muy alarmante" el anuncio de Corea del Norte, según declaró hoy a la agencia de noticias rusa Interfax una fuente no identificada del Ministerio de Asuntos Exteriores ruso. "Esta información no puede más que causar preocupación", reconoció la fuente. "Se está sentando un precedente muy alarmante con ese desprecio abierto y expresivo hacia las resoluciones del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas", añadió.

Desde Tokio, el ministro de Exteriores nipón, Hirofumi Nakasone, afirmó que su Gobierno "definitivamente no tolerará que Corea del Norte posea armas nucleares".

Negociación a seis

En el marco de las conversaciones a seis bandas --entre Corea del Norte, Corea del Sur, China, Rusia, Japón y Estados Unidos--, Pyongyang accedió en septiembre de 2005 a abandonar sus programas nucleares. Las negociaciones se interrumpieron a finales del año pasado, cuando Corea del Norte señaló que ese formato ya no servía.

El régimen norcoreano, que el pasado 25 de mayo llevó a cabo su segundo ensayo nuclear, ha dejado de cumplir el acuerdo alcanzado con los otros cinco países, en virtud del cual iba a renunciar a sus ambiciones atómicas a cambio de beneficios económicos y diplomáticos.

Etiquetas