Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

israel

Controlado el peor incendio forestal de la historia de Israel

La ayuda internacional -España aportó cuatro hidroaviones- ha sido decisiva para acabar con las llamas.

Labores de extinción del avión 'Evergreen Supertanker', ayer.
Controlado el peor incendio forestal de la historia de Israel
J. GUEZ/AFP

El incendio forestal cerca de la norteña ciudad de Haifa en Israel, el peor en la historia del país, fue controlado ayer con éxito por los bomberos, según confirmó el portavoz Yoram Levy. Ya no hay grandes áreas en llamas y los bomberos se concentran ahora solo en focos menores restantes. No obstante, tardarán varios días en extinguir por completo el fuego.

Los bosques en el monte Carmelo, al sur de la ciudad, ardieron durante más de 72 horas. El fuego costó la vida a 41 personas y devastó 50 kilómetros cuadrados de superficie. Unos cinco millones de árboles, una cuarta parte de la naturaleza en el monte Carmelo, resultaron destruidos y 17.000 personas tuvieron que dejar sus viviendas.

El Gobierno anunció una ayuda rápida para las comunidades afectadas. Además, pondrá en marcha un programa para la reforestación del parque nacional.

La ayuda internacional fue decisiva para acabar con las llamas. Once aviones cisterna israelíes y 24 aeronaves de mayor tamaño procedentes del extranjero trabajaron ayer en los trabajos de extinción. Entre ellos figuraban cuatro hidroaviones ofrecidos a Israel por el Gobierno de España, que llegaron a la base aérea de Tel Nof.

Entre los aparatos también estaba el 'Evergreen Supertanker', un Boeing 747 estadounidense remodelado para trabajos de ese tipo. El avión, el más grande de esas características en el mundo, pude esparcir en cada vuelo 80.000 litros de líquido.

Dos jóvenes de 14 y 16 años fueron arrestados por haber provocado el incendio tras prender el jueves un fuego en un bosque cercano a su pueblo, Usufija, con el objetivo de fumar una pipa de agua y preparar café, según confirmó el portavoz de la policía en Haifa, Jehuda Maman. Las autoridades, sin embargo, no acusan a los dos adolescentes de haberlo causado intencionalmente, sino por negligencia.

Etiquetas