Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

TENSIÓN EN AMÉRICA LATINA

Chávez no irá a la toma de posesión de Santos

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, anunció el viernes que no asistirá a la toma de posesión del presidente electo de Colombia, Juan Manuel Santos, que tendrá lugar el 7 de agosto, después de que Bogotá denunciara la presencia de guerrilleros en suelo venezolan

El presidente venezolano Hugo Chávez en el Palacio de Miraflores de Caracas el pasado viernes.
Chávez no irá a la toma de posesión de Santos
EFE

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, anunció el viernes que no asistirá a la toma de posesión del presidente electo de Colombia, Juan Manuel Santos, que tendrá lugar el 7 de agosto, después de que Bogotá denunciara la presencia de guerrilleros en suelo venezolano. "Yo anuncio que no voy a asistir a la toma de posesión del nuevo presidente de Colombia. No, no debo asistir y lamento mucho la situación", aseguró Chávez en un acto realizado en el centro de Venezuela.

Chávez denunció que el presidente saliente Álvaro Uribe "es un mafioso, capaz de cualquier cosa antes, en estas últimas horas o en estos últimos días" de su mandato, por lo que alertó sobre la posibilidad de que se intente realizar alguna violación de la soberanía de Venezuela.

No obstante, Chávez manifestó que está dispuesto a tenderle la mano al nuevo gobierno de Colombia, pese a reconocer que no es un gran admirador de Santos, un ex ministro de Defensa que hasta hace poco hacía duras críticas contra el gobierno venezolano, siempre que la relación se base en el mutuo respeto. "Independientemente de que el nuevo presidente de Colombia no es ningún santo de nuestra devoción, sin embargo, yo he dicho responsablemente que si hay respeto, nosotros estamos dispuestos a retomar las mejores relaciones con el gobierno de Colombia", subrayó Chávez.

Estas declaraciones se produjeron después de que el gobierno venezolano entregara una carta de protesta ante el gobierno colombiano y llamara a consultas al embajador en Bogotá, Gustavo Márquez, a raíz de la denuncia sobre la supuesta presencia de líderes guerrilleros en territorio venezolano. El pasado jueves, el ministro de Defensa colombiano, Gabriel Silva, aseguró que el líder guerrillero "Iván Márquez" se encontraba en un campamento de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) ubicado en Venezuela y a escasos kilómetros de la frontera colombiana. Chávez advirtió que si el gobierno colombiano continuaba con sus denuncias sobre la supuesta presencia de líderes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia en Venezuela, ordenaría la ruptura de relaciones diplomáticas en las próximas horas.

"Aquí no ocultamos a nadie, si por alguna razón algún irregular colombiano pasa a Venezuela no es con nuestra autorización, no tiene el Gobierno de Colombia ninguna sola prueba", defendió el dirigente venezolano, asegurando que las acusaciones del Gobierno saliente colombiano "no tienen fundamento" y solo buscan "sabotear" a Santos. "Si Uribe sigue irrespetándonos, señalándonos sin ningún fundamento, de que nosotros aquí estamos ocultando terroristas o guerrilleros cuando no ocultamos aquí a nadie; si siguen con su locura, yo en las próximas horas voy a romper relaciones con Colombia", añadió.

Que Santos "se desmarque"

El gobernante socialista advirtió que la ruptura diplomática "haría mucho más difícil, muchísimo más difícil, la restitución de las relaciones con el nuevo gobierno", por lo que hizo un llamado a Santos a que se "desmarque" de las declaraciones del gobierno de Uribe. De lo contrario, Chávez estimó que sería "imposible" retomar el buen nivel de las relaciones colombo-venezolanas en materia diplomática, económica o comercial.

Por otra parte, el Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA), analizará en sesión extraordinaria del próximo 22 de julio, la denuncia de Colombia sobre la presencia de jefes guerrilleros de las FARC y del ELN, en Venezuela, informó ayer el Gobierno colombiano.

La nueva crisis en las relaciones entre Bogotá y Caracas se registra a tres semanas del cambio de Gobierno, cuando asumirá la Presidencia colombiana el ex ministro de Defensa Juan Manuel Santos, quien relevará a Álvaro Uribe. La crisis llegó este pasado viernes a un punto crítico cuando Caracas llamó a consultas a su embajador en Bogotá, Gustavo Márquez, un día después de que el Gobierno de Uribe señalara que tiene en su poder pruebas contundentes de la presencia de jefes de las guerrillas de su país en Venezuela.

Etiquetas