Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

SOMALIA

Cendón sospecha de la "implicación" del Ministerio de Seguridad somalí en su rapto

En rueda de prensa y "abrumado" por la abundante presencia mediática, el fotógrafo explicó que el cambio de su escolta "justo cuando se produjo el secuestro" le hace "sospechar", aunque aclara que "no hay que descartar a nadie".

Cendón, en la rueda de prensa
Cendón sospecha de la "implicación" del Ministerio de Seguridad somalí en su rapto
AFP PHOTO

El fotógrafo gallego José Cendón, liberado el pasado día 4 de enero tras 38 días de cautiverio en Somalia, afirmó este martes que sospecha que el propio Ministerio de Seguridad de ese país "esté implicado" en su secuestro y aclaró que no tiene "información" sobre el pago de un rescate por su liberación, aunque remitió al 'Daily Telegraph' --el diario para el cual elaboraba un reportaje cuando fue raptado junto a al periodista británico Colin Freeman--.

En rueda de prensa y "abrumado" por la abundante presencia mediática, Cendón explicó que el Ministerio de Seguridad les "encasquetó" su escolta --siempre la misma-- y que "provocaron muchísimos impedimentos en el transcurso del reportaje" que elaboraban sobre la piratería en el país africano.

Asimismo, aclaró que resulta "muy extraño" que "justo el día que se produjo el secuestro", al salir del hotel, se encontraron con que "los escoltas no eran los mismos", lo que le causó "sospechas" relacionadas con el Gobierno somalí y consideró "que deberá dar explicaciones", aunque no descarta "a nadie".

A pesar de su experiencia, el fotógrafo gallego aseguró que volverá "pronto" a ejercer su profesión y "posiblemente en mes y medio", pero precisó que se tomará "unas vacaciones para estar con los amigos y la familia", que reside en Santiago de Compostela. También manifestó su "interés" por trasladarse a Latinoamérica "para conocer realmente la nueva izquierda emergente en la región" y que será "a principios del año que viene".

Por otro lado, comentó que la situación en Somalia "está peor que nunca, es muy peligrosa" y que "cuesta mucho comprender toda la complejidad de ese conflicto". Además, Cendón anunció también que su reportaje acerca de la piratería en la región y el relato de los hechos "salió ya publicado entre el domingo y el día de hoy".

SECUESTRO

Sobre los guías que lo secuestraron, Cendón admitió que no pudo averiguar "mucho" porque "fue todo demasiado rápido". "En estos países, si no hay tiempo, una vez consigues un contacto --denominado 'fixer'-- lo usas aunque no lo conozcas", argumentó. Además recordó que "había más medios en la región que llevaban tres semanas haciendo una información y no les pasó nada", pero lamentó: "a veces te toca".

El fotógrafo gallego afirmó que, durante su cautiverio junto al periodista inglés Colin Freeman, ejercieron una "estrategia" de "mantener la mejor relación posible con los secuestradores" y "una amistad hasta cierto punto", ya que, en su opinión, "era necesario para sobrevivir".

Asimismo, comentó que "ese era sobre todo el papel de Colin", y señaló que, aunque "al principio pensaba en matarlos" --a los secuestradores--, después intentó "comprender e intentar entender sus intenciones". Precisamente, detalló que conversaron con ellos y bromeó con que llegaron a "dar clases de inglés" a los que mejor los trataban, aunque advirtió que "otros" les "amenazaban de muerte".

Para Cendón, los momentos más duros de su cautiverio fueron el instante en que los secuestraron y "cuando otro grupo de somalís se liaron a tiros con ellos --los secuestradores-- durante media hora". En este sentido, explicó que "lo peor que podía pasar era cambiar de manos" y que se sentía "seguro" con las personas que los retenían porque "no tenían intención de lastimar" y que les alimentaban y trataban "relativamente bien".

Además, afirmó que los trasladaron "de cueva en cueva" para "evitar problemas como el tiroteo", y que vivían el día a día --él y el periodista británico-- "con tensión y miedo en muchos momentos", aunque jugaban al ajedrez y a diversos juegos para "pasar los ratos aburridos".

Reencuentro

El fotógrafo gallego José Cendón aterrizó la pasada noche en el aeropuerto de Lavacolla (Santiago de Compostela), donde pudo reencontrarse con sus padres en un momento que calificó "de mucha emoción y prácticamente sin palabras". En este sentido, señaló que estuvieron "abrazados durante un buen rato" y que intentó "tranquilizarles" y explicarles que no lo pasó "tan mal".

Por otro lado, Cendón agradeció "el apoyo y la preocupación de todos los medios de comunicación" y confesó que "es muy triste hacerse famoso por un secuestro", pese a que se trata de un profesional con una dilatada trayectoria que le ha valido reconocimientos como el World Press Photo y el Picture of the Year.

Asimismo, denunció que "sólo se preste atención al continente africano cuando hay un español implicado". Por ello, el fotógrafo aseguró que regresará a su casa en Etiopía para "continuar escribiendo" sobre lo que considera más importante, que es "el sufrimiento de las personas", pero aclaró que no tiene "prisa" y que "aún no hay planes definitivos".

Etiquetas