Internacional
Suscríbete

ALTAS TEMPERATURAS

Casi cien muertos por la ola de calor en Japón

En Hirosima, donde se celebra el 65 aniversario de la destrucción atómica, se han colocado toldos y difusores de agua. En EE. UU. ya hay 9 víctimas y se ha declarado la alerta por calor en 18 estados.

Casi un centenar de personas han muerto y más de 21.000 han sido hospitalizadas en Japón desde el 1 de junio a causa de la ola de calor que castiga al país asiático, indicaron ayer fuentes del Ministerio del Interior.

Hasta el pasado día 1 de agosto un total de 98 personas habían fallecido a causa de golpes de calor o por dolencias agravadas por las altas temperaturas, en el que está siendo uno de los veranos más calurosos de los últimos años. Solo en la semana de entre el 18 y el 25 de julio fueron trasladadas a hospitales casi 10.000 personas a causa del calor, mientras que otras 5.460 ingresaron entre el 26 de julio y el 1 de agosto, aunque casi la mitad con síntomas "leves". El 47% de los hospitalizados eran mayores de 65 años, según los datos de Interior.

La Agencia Meteorológica de Japón ha emitido una advertencia sobre la "posibilidad de temperaturas muy altas" que se mantendrían la próxima semana. El calor se concentra estos días en una gran parte del norte y oeste del país, donde ayer se alcanzaron temperaturas de 36,4 grados en Yamagata (norte), 35,8 en Osaka (centro) y 33,4 en Tokio, con un elevado índice de humedad ambiental.

Aunque Japón marcó su récord histórico de temperaturas en 2007 con 40,9 grados centígrados en la ciudad de Gifu (centro), la Agencia Meteorológica ha advertido de que este es un verano sofocante y ha instado a tomar precauciones para evitar los golpes de calor.

Según datos de la empresa de estadísticas GFK, las ventas de aire acondicionado aumentaron en julio un 50% respecto al mismo mes del año pasado. En las grandes ciudades como Tokio las sombrillas se han vuelto parte del panorama urbano, mientras los japoneses más lanzados incluso se animan a darse un chapuzón en las fuentes de los parques.

En Hiroshima, donde hoy tendrá lugar la ceremonia del 65 aniversario del lanzamiento de la bomba atómica, se han colocado toldos y difusores de agua para refrescar a los asistentes, que deberán afrontar temperaturas de hasta 34 grados.

Por encima de los 40 grados

Pero no solo está en alerta el país nipón. Al menos nueve personas han muerto en Estados Unidos por la ola de calor que afecta al sur, medio oeste y norte del país, donde el Servicio Meteorológico Nacional ha alertado a 18 estados.

Amplias regiones están bajo advertencia de "calor excesivo", con temperaturas mínimas de 35 grados, y la mayor parte del tiempo por encima de los 40. Las autoridades indicaron que la combinación de las altas temperaturas y alta humedad pueden causar malestar y enfermedades relacionados con el calor. El riesgo es mayor para los niños, las personas mayores de 65 años y quienes padecen enfermedad cardiaca o alta presión sanguínea.

Refrescarse en Roma

En la capital italiana no se han registrado muertes, pero las altas temperaturas empujan a los miles de turistas a buscar la sombra o aprovechar el agua de las monumentales fuentes repartidas por la ciudad, en las que no dudan meter los pies, refrescarse la cara o incluso bañarse. La alta humedad de Roma, unida a los cerca de 45 grados que se han llegado a alcanzar en estos días, propicia que los romanos y los turistas sientan el ya llamado "efecto sauna": la ropa pegada al cuerpo, la piel pegajosa y una sensación de calor que no corresponde con lo que marcan los termómetros.

Etiquetas