Despliega el menú
Internacional

CUMBRE ASIA/PACÍFICO

Bush y Medvédev mantienen diferencias pero resaltan necesidad de cooperar

Los presidentes de EE.UU., George W. Bush, y de Rusia, Dmitri Medvédev, resaltaron la necesidad de cooperar pero mantuvieron sus diferencias en una reunión bilateral en Lima calificada de "cordial" pero "honesta y directa".

La relación entre los dos países, que comenzó de modo fluido a la llegada al poder de Bush hace ocho años, ha experimentado un enfriamiento gradual que se agravó después de que Rusia invadiera en agosto Georgia, pese a las enérgicas protestas de Estados Unidos.

Las diferencias entre ambos países atañen también al sistema de defensa antimisiles que EE.UU. planea en Europa del Este y a lo que Washington percibe como el creciente autoritarismo del Gobierno ruso.

Sin embargo, ambos países son conscientes de la necesidad de mantener una relación funcional y colaboran en asuntos como las medidas para impedir que Irán desarrolle un programa de armamento nuclear.

Ambos mandatarios hicieron alusión a esa necesidad de cooperar en unas breves declaraciones al principio de su reunión, la primera desde la invasión de Georgia, en las que los dos reconocieron la existencia de "acuerdos y desacuerdos" en los lazos bilaterales.

"He intentado esforzarme para hacer de ésta una relación cordial, de modo que podamos colaborar cuando lo necesitemos y cuando estamos en desacuerdo lo estemos de modo respetuoso a nuestros dos países", expresó Bush.

"Creo que, en general, nuestro trabajo ha tenido éxito" a la hora de colaborar, dijo, por su parte, Medvédev.

Según informó la portavoz de la Casa Blanca, Dana Perino, tras la reunión, los mandatarios mantuvieron un encuentro de carácter cordial pero "honesto y directo".

Ambos abordaron una serie de asuntos, incluidos sus diferencias sobre Georgia, "que continúan", según Perino.

Los dos presidentes, asimismo, trataron sobre la necesidad de continuar su cooperación para evitar que Irán desarrolle un programa de armamento nuclear y que esa cooperación siga con el Gobierno del próximo presidente de EE.UU., Barack Obama, que tomará posesión de su cargo el próximo 20 de enero.

Bush y Medvédev también repasaron la actual crisis financiera, que ha acaparado la atención de los 21 líderes reunidos en la cumbre de la APEC y objeto asimismo de la cumbre del Grupo de los 20, formado por las principales economías del mundo, celebrada la semana pasada en Washington.

Según Perino, los dos presidentes declararon la cumbre del G-20 un éxito y expresaron su complacencia de que los líderes presentes en esa reunión pudieran llegar a un consenso en un problema muy complicado.

Asimismo, abordaron el problema de la piratería y encargaron a sus responsables de Asuntos Exteriores la búsqueda de apoyo internacional para una estrategia "agresiva" contra esa lacra, que en los últimos meses ha impulsado a la OTAN, Rusia, India y Francia a aumentar sus patrullas en las cercanías de aguas somalíes.

Piratas somalíes secuestraron hace una semana el petrolero saudí "Sirius Star" en el océano índico.

Antes de reunirse con Medvédev, el presidente de EE.UU. había emitido una declaración para conmemorar el quinto aniversario de la "revolución de las rosas" en Georgia, el movimiento popular que depuso al presidente Edvard Shevardnadze y posibilitó la llegada al poder del actual mandatario, Mijail Saakashvili, detestado en Moscú.

"Sedientos de libertad y armados sólo con rosas, los ciudadanos de Georgia establecieron de manera pacífica su derecho divino a la libertad. Esas manifestaciones demostraron, una vez más, que cuando se le da una oportunidad, la gente elige vivir en libertad", destacó Bush en su comunicado.

Perino afirmó que la emisión de ese comunicado sobre Georgia pocas horas antes de la reunión con Medvédev ha sido "pura coincidencia". Bush se había visto también con el primer ministro canadiense, Stephen Harper, y trató con el jefe de Gobierno japonés, Taro Aso, y el presidente surcoreano, Lee Hyung Bak, sobre el programa nuclear norcoreano.

El presidente estadounidense también celebró hoy una breve entrevista con su colega colombiano, Álvaro Uribe, con quien departió brevemente.

Etiquetas