Despliega el menú
Internacional

ITALIA/EDUCACIÓN

Berlusconi quiere separar a los niños inmigrantes de los italianos en las escuelas

El primer ministro de Italia, Silvio Berlusconi, se manifestó claramente a favor de separar a los niños inmigrantes recién llegados de los italianos en las escuelas. No se trata de ninguna "discriminación, sino de algo lógico y necesario que beneficia tanto a los niños como a las maestras", aseguró.

Berlusconi, que hizo estas declaraciones durante la Jornada nacional de los derechos de la infancia y la adolescencia, consideró la medida "de sentido común" ya que "el insuficiente conocimiento de la lengua italiana hace que la insuficiencia de los niños extranjeros sea el triple que la de los italianos".

El 'premier' insistió en que no se trata de una medida discriminatoria, poniendo el acento no en el hecho de que las clases separen a unos niños de otros sino en la utilidad que tienen para la enseñanza de la lengua.

La moción, que ha sido impulsada por el partido Liga Norte, uno de los principales aliados de Berlusconi, fue aprobada por la Cámara de los Diputados el pasado mes de octubre. En la práctica, propone realizar un test de lengua a los alumnos extranjeros, que si no lo pasan, tendrán que seguir clases de italiano antes de poder cursar junto a los demás niños de su edad.

El claro posicionamiento manifestado hoy por el 'premier' italiano fue recibido con aplausos por la Liga Norte y con fuertes críticas por el Partido Democrático (PD) --centro-izquierda--, que es el principal partido de la oposición.

"Berlusconi no sabe de lo que habla. Es evidente que los niños extranjeros aprenden mejor y más rápidamente la lengua cuando están junto a los niños italianos", aseguraron las parlamentarias del PD, Albertina Soliani y Sandra Zampa.

Etiquetas