Despliega el menú
Internacional

ITALIA

Berlusconi dice que es diferente al de 2001 y se muestra favorable al federalismo

El Pueblo de la Libertad del ex primer ministro, unido a la Liga Norte y al Movimiento por la Autonomía, se confirma como la fuerza más votada en la Cámara Alta. Su principal adversario, Walter Veltroni, admite victoria de Berlusconi pero destaca que se debe a crecimiento de la Liga Norte.

El conservador Silvio Berlusconi, vencedor de las elecciones italianas, se ha declarado "diferente al Berlusconi de 2001" y se ha mostrado partidario del federalismo, una de las principales reivindicaciones de sus aliados políticos de la Liga.

Berlusconi, que aseguró que es diferente porque ahora conoce "la máquina del Estado", hizo esas afirmaciones en diversos medios de comunicación y se mostró exultante debido a la mayoría absoluta obtenida.

En unas declaraciones a Radio Anch' io, el próximo primer ministro destacó especialmente la cuestión del federalismo y recordó que una organización federal era el sexto punto de su programa electoral. "Es un gran principio de democracia y de libertad", agregó el líder del Pueblo de la Libertad.

En el aspecto económico, el líder conservador comentó que en el primer consejo de ministros abolirá el impuesto de bienes inmuebles y observará la situación antes de tomar decisiones acerca de la carestía de la vida. "Tenemos alguna idea en mente, un proyecto concreto que pondremos en marcha inmediatamente para contener los precios", dijo antes de referirse también a la situación de la aerolínea Alitalia.

Berlusconi se comprometió a hacer "todo lo necesario para que la compañía de bandera funcione y se mantenga como apoyo para el turismo y la economía italiana".

Respecto al Gobierno, indicó que la relación de nombres que formarán su equipo "estará lista en una semana" y precisó que tanto la presidencia del Senado como de la Cámara de los Diputados serán para su partido.

También tuvo palabras para la oposición, a la que dijo que "será feliz con una confrontación continuada y dialogante", y subrayó que existen muchas propuestas del Partido Democrático (PD) que se pueden enlazar con su programa.

El líder conservador anunció que llevará a cabo una reforma institucional que pretende dar más poderes al primer ministro, organizar el país con una sola Cámara legislativa, reducir el número de parlamentarios y consejeros, también en el nivel regional y provincial.

Berlusconi calificó de "hecho histórico" el bipartidismo resultante de las últimas elecciones, que han dado 340 diputados y 168 senadores al PDL, y 239 diputados y 130 senadores al PD.

Nuevo Gobierno

Los italianos volvieron a entregar este lunes el poder absoluto durante cinco años a Silvio Berlusconi, líder de la coalición de centro-derecha Pueblo de la Libertad (PDL), y le dan una segunda oportunidad, de nuevo histórica, para acometer la modernización del país y salvarlo de su desastrosa situación económica y social. Con ocho puntos de ventaja sobre Veltroni, según las extrapolaciones del escrutinio, el 'Cavaliere' tiene ahora una gran responsabilidad. La incógnita es si estará a la altura.

Las proyecciones de voto dan una neta victoria a la coalición de centro-derecha que dirige Silvio Berlusconi con el 46,8% de los votos en el Senado, mientras que la coalición de centro-izquierda que lidera Walter Veltroni se quedaría con el 38,1% de los votos. En cuanto a los partidos, el Pueblo de las Libertades (Pdl) habría sido el más votado, con el 39,6% de los votos, mientras que la Liga Norte habría obtenido el 6,1% y el Movimiento para la Autonomía, el 1,1%. El Partido Democrático (Pd) se habría quedado con el 33,2% de los votos, la Italia de los Valores (Idv), el 4,9%. En cuanto a los otros partidos que se presentaban a las elecciones con posibilidades de obtener participación parlamentaria, la Unión de Centro habría alcanzado el 5,9% de los votos en el Senado y la Izquierda Arco Iris, el 3,7%.

Si se confirmaran estos resultados, tanto la Unión de Centro como la Izquierda Arco Iris se quedarían fuera de la Cámara Alta, donde el límite mínimo para acceder a ella es el 8% de los votos. Sin embargo, habrá que esperar todavía a los resultados regionales, ya que la asignación de los escaños en el Senado es regional.

Estos resultados darían 143 escaños al Pdl, 22 a la Liga Norte, uno al Movimiento para la Autonomía, con los que la coalición alcanzaría un total de 166 senadores, contra los 138 que alcanzaría el centro-izquierda, con 120 para el PD y 18 para Idv.

En la Cámara de los Diputados, cuyo escrutinio de datos empezó más tarde, el centro derecha obtendría el 45,5% de los votos -el 38,1% para el Pdl, el 6,3% para la Liga Norte, el 1,1% para el Movimiento para la Autonomía--. La coalición de centro-izquierda alcanzaría el 38,8% --el 33,7% para el Pd y el 5,1% para Idv--.

La Unión de Centro se habría quedado en la Cámara de los Diputados con el 5,6% de los votos, la Izquierda Arco Iris, con el 3,6% y la Destra, con el 2,7%. En este caso, los partidos que no alcancen el 4% de los votos tampoco entrarán en esta cámara parlamentaria.

Veltroni reconoce su derrota

El líder del Partido Democrático, Walter Veltroni, admitió hoy que su principal adversario, Silvio Berlusconi, habría obtenido la victoria si se confirman los resultados parciales correspondientes al escrutinio de los votos.

Veltroni reveló también que ya había telefonado a Berlusconi para felicitarlo, como "buena práctica democrática". Aun con todo, resaltó que el crecimiento del centro-derecha se debe sobre todo al impulso que ha tomado la Liga Norte, el partido secesionista radicado en el norte del país, y recordó las diferencias que siguen existiendo en el seno de la coalición que lidera Berlusconi.

En cuanto al resultado obtenido por el PD, consideró que se trata de una "gran remontada", teniendo en cuenta que al inicio de la campaña estaba a más de 20 puntos por debajo que sus adversarios, según los sondeos del momento.

Veltroni consideró que la participación alcanzada en las urnas italianas (80,4%) es "buena", a pesar de estar 3,2 puntos por debajo de la registrada hace dos años. Sobrepasar el 80% sigue siendo una afluencia "superior a la que se registra en tantos otros países europeos".

Gobierno estable

Por el momento, Berlusconi todavía no ha hablado, pero sí el portavoz de su partido, Paolo Bonaiuti, que en declaraciones a la televisión pública italiana aseguró que ahora su partido gobernará y junto a sus aliados, "garantizarán a Italia un Gobierno estable con el que tranquilizar al país y sacarlo de la emergencia".

"Si se confirma este resultado, significará que los italianos han elegido un primer ministro creíble, experto y capaz de traducir en hechos los compromisos adquiridos" durante la campaña electoral, añadió.

Para Bonaiuti, quienes han ganado son los italianos que "pedían un cambio y un vuelco neto después del desastre provocado por el Gobierno de izquierda".

El líder de la Liga Norte, Umberto Bossi, a quien los resultados parciales revelan como uno de los grandes vencedores de estas elecciones, aseguró que su partido "mantendrá sus pactos y pedirá a los demás que mantengan también los suyos", en referencia al apoyo a su aliado Berlusconi.

DERROTA EXTREMA IZQUIERDA

En cuanto al partido que sufrió una mayor derrota, éste fue el de la Izquierda Arco Iris, que seguramente no llegará a tener representación parlamentaria. El líder del partido, Fausto Bertinotti, reconoció esta "derrota neta" de proporciones "imprevistas" y que requerirá una "reflexión profundizada".

Por esta razón, Bertinotti presentó su dimisión como dirigente del partido aunque se comprometió a "seguir dando una mano como militante".

Etiquetas