Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

ORIENTE PRÓXIMO

Ban Ki Moon anuncia una profunda investigación de la ONU sobre los ataques de Israel a sus escuelas

Durante una reunión antes de su viaje a Gaza, el representante de la ONU manifestó a Olmert que apreció la decisión de Israel para declarar un alto el fuego unilateral, y los dos discutieron los caminos para preservar la tregua.

Ban Ki Moon y Ehud Olmert
Ban Ki Moon anuncia una profunda investigación de la ONU sobre los ataques de Israel a sus escuelas
AFP

"Bloqueado y alarmado" dijo sentirse el secretario general de Naciones Unidad, Ban Ki Moon, tras la visita de varias horas que se decidió a realizar a la franja de Gaza una vez terminados 23 días de combates y las primeras 48 horas de tregua. En su recorrido, tuvo oportunidad de visitar las ciudades del norte más castigadas por los bombardeos de Israel y, en especial, las instalaciones y escuelas de la ONU que fueron objetivo de los ataques judíos y sobre los que anunció que la institución internacional iniciará una profunda investigación.

La visita de Ban Ki Moon, la autoridad de mayor rango que hasta ahora ha acudido a inspeccionar sobre el terreno los efectos de la guerra, se producía mientras Israel continuaba la retirada de sus tropas de la Franja, que según fuentes del Gobierno de Ehud Olmert, iba a completarse a la misma hora que el acto de toma de posesión del nuevo presidente de Estados Unidos, Barak Obama, como un gesto del Estado judío encaminado a honrar su llegada a la Casa Blanca.

El espanto del secretario general de la ONU coincidía también con los pronunciamientos de la portavoz de la Cruz Roja Internacional, Dorothea Krimitsas, que también se mostró completamente consternada por el grado de destrucción en que ha quedado el territorio palestino mediterráneo. "Nuestros colegas sobre el terreno no han transmitido la indescriptible, insoportable devastación que ha sufrido la franja de Gaza, la situación es absolutamente terrorífica", decía.

De la intensidad de la ofensiva israelí daba cuenta, en otro ámbito, el reconocimiento por parte del líder supremo de Hamás en el exilio, Jaled Meshal, de que la organización islamista nunca pensó en verse bajo un fuego de tales dimensiones. Según admitió desde Damasco, el grupo se sorprendió de la virulencia de los ataques y de su duración, que el Movimiento de Resistencia estimó equivocadamente en tres días. "No esperábamos los crímenes que se cometieron contra nuestros ciudadanos, los residentes de Gaza".

Manifestación

En tanto, en Gaza, miles de seguidores de Hamás salían hoy a la calle para celebrar "la victoria de la resistencia contra las fuerzas de ocupación israelíes", en una multitudinaria manifestación frente al destruido Parlamento palestino en la que se gritaron eslóganes contra países árabes como Egipto o Arabia Saudí, considerados colaboradores de Israel. La importante participación en el acto dio pie a Hamás para proclamar que su gran predicamento y la adhesión de que disfruta en la franja no ha quedado deteriorada por esta guerra. Es la "prueba de que Hamás no quedó desmantelado tras la guerra y aún cuenta con el apoyo de la gente", gritó el encargado de las relaciones públicas del Movimiento, Ashrat Abu Daya.

Por su parte, los países de la Liga Árabe, reunidos en Kuwait, daban hoy una lección más de su atávica descoordinación al ser incapaces de aprobar un plan conjunto para activar la reconstrucción de la machacada Franja o para emitir un comunicado unánime sobre cómo terminar con la actual crisis en Gaza.

Al término de su visita a la Franja, Ban Ki Moon se entrevistó en Jerusalén con Ehud Olmert, primer ministro de Israel, cuyo Gobierno informó a lo largo del día de dos rupturas de la tregua presuntamente perpetradas por milicias palestinas en Gaza, que luego fueron desmentidas.

Etiquetas