Despliega el menú
Internacional

LUTO EN EL ESTADO ANDINO

Argentina llora a Néstor Kirchner, su líder en la sombra

Néstor Kirchner, ex presidente y marido de la actual jefa de Estado, fallece a los 60 años de un infarto.Su cuerpo será velado en la Casa Rosada y enterrado en su ciudad natal.

Néstor Kirchner, fallecido ayer en la ciudad patagónica de El Calafate, el pasado mes de abril.
Argentina llora a Néstor Kirchner, su líder en la sombra
J. MABROMATA/AFP

Fue un golpe inesperado para los argentinos. La muerte del ex presidente Néstor Kirchner conmocionó al país y dejó sin palabras a la actual presidenta, Cristina Fernández, su esposa desde hace 35 años. La noticia sacudió al país en un día festivo por la realización del Censo Nacional de Población, con las calles vacías y los comercios cerrados. Los restos del ex mandatario serán velados hoy en la propia sede de la Presidencia, la Casa Rosada, y no en el Congreso Nacional, como es tradición.

La muerte de Kirchner, de 60 años, se produjo imprevistamente a las 9.15 hora local, cuando se encontraba junto a su esposa en la residencia de descanso que tienen en El Calafate, provincia de Santa Cruz, 2.600 kilómetros al sur de Buenos Aires. El ex presidente falleció como consecuencia de un paro cardiorrespiratorio no traumático y, según los médicos, "no respondió a las maniobras de resucitación". Su cuerpo fue trasladado al sanatorio de la localidad y luego de vuelta a su residencia, donde fue despedido en la intimidad familiar antes de su traslado a Buenos Aires.

Con una personalidad temperamental, Kirchner había tenido episodios de indisposición producto del estrés. En 2004 tuvo una hemorragia gástrica cuando era presidente y su esposa temió por su vida. Este año, en febrero, fue hospitalizado por una obstrucción en la carótida y en setiembre, sometido a una angioplastia coronaria. Tras esta última intervención los médicos le recomendaron bajar el ritmo de actividad, pero para el ex presidente eso era impensable. Su esposa fomentaba su audacia. "Néstor está bárbaro. Tenemos Kirchner para rato", aseguraba ella entonces.

"La política a Kirchner le pasaba por el cuerpo, era un hombre visceral y apasionado", le reconoció uno de sus adversarios, el ex candidato a presidente y cineasta Fernando 'Pino' Solanas. Por su parte, el ex presidente Eduardo Duhalde, su antecesor en el cargo, recibió la noticia con "gran consternación". Duhalde era un adversario de Kirchner, pero ante su última hospitalización le había recomendado "tranquilizarse". "No puede estar todos los días enervado porque el cuerpo no aguanta", le advirtió. Pero, de nuevo, su entorno relativizó la gravedad del episodio.

"Se está tomando esto de manera alarmista", minimzó entonces el canciller Héctor Timerman. "Pensar que una angioplastia puede reducir la vida de una persona es atrasar 60, 70 años", desestimó el ministro. Acongojados, los seguidores de Kirchner lanzaron una convocatoria para reunirse en la plaza de Mayo, el paseo público ubicado frente a la Casa Rosada. Iba a ser a partir de las 20.00 de ayer, cuando finalizaba el Censo. Pero antes, muchos se acercaron en forma individual hasta el vallado que rodea la sede presidencial y dejaron allí flores y mensajes de saludos y apoyo a la presidenta.

Cristina, "con mucho temple"

Según un sacerdote que visitó a la familia, la jefa de Estado dijo que "seguirá luchando por todos los argentinos". "La vi muy fuerte, con mucho temple", reveló el cura de El Calafate, Carlos Álvarez. Fue lo único que trascendió de la reacción de la mandataria ante la pérdida. Al cierre de esta edición, no había habido declaraciones de la presidenta ni mensajes en la red social, aunque sí puso su firma a un decreto que declaró tres días de duelo y banderas a media asta en todas las reparticiones públicas.

Los hijos del matrimonio no estaban con ellos cuando se produjo el deceso. Máximo, de 32 años, estaba en Río Gallegos, la capital de Santa Cruz, y viajó de inmediato a acompañar a su madre. Florencia, de 19, estudia cine en Nueva York y está en camino. El ex presidente será velado en el Salón de los Patriotas Latinoamericanos del Bicentenario, en la Casa Rosada, y luego sus restos serán trasladados a Santa Cruz para sepultarlos en el cementerio municipal de Río Gallegos, su ciudad natal.

Para 2011, las encuestas anticipaban esta semana que los dos se proyectaban con buenas posibilidades de ganar las elecciones en primera vuelta si se presentaban.

Etiquetas