Despliega el menú
Internacional

FRANJA DE GAZA

Al menos nueve milicianos de Hamas mueren por disparos de tropas israelíes en Gaza

El Ejército israelí ha asegurado que el objetivo era responder a los lanzamientos de cohetes palestinos contra territorio hebreo.

Israel retomó los ataques en superficie sobre la Franja de Gaza, tan sólo un día después de sufrir en su territorio el primer atentado suicida en más de un año. Lo hizo en dos incursiones distintas que provocaron la muerte de un total de nueve miembros del Movimiento de Resistencia Islámica. Los responsables de seguridad de Hamas indicaron a todos los milicianos que adopten "todas las precauciones posibles" para evitar nuevas bajas, mientras parece que algunos de los líderes del Movimiento comienzan a desmarcarse, ya que dirigentes de la ciudad de Nablus condenaron la ocupación de la Franja, iniciada en junio de 2007, y apostaron por entregar las armas al gobierno legítimo de la Autoridad Palestina.

El lunes, la ciudad israelí de Dimona fue escenario de un atentado suicida que provocó la muerte de una persona. Al parecer, estuvo perpetrado por milicianos de Hamas procedentes de Gaza, y este martes Israel dio su réplica en forma de ataques, el más efectivo de ellos perpetrado contra posiciones del Movimiento de Resistencia en el sur de la Franja, y que causó la muerte de al menos seis islamistas y heridas para más de una decena, tres de ellos de gravedad, según informaciones de la agencia palestina 'Maan'. Los disparos, en este caso, provinieron de helicópteros y se dirigieron contra instalaciones policiales. El Ejército israelí confirmó este ataque y lo achacó al lanzamiento de cohetes procedente de la Franja, causa principal del bloqueo sobre el territorio controlado administrativa y militarmente por Hamas.

Ante estos incidentes, el Ministerio de Interior de facto en Gaza declaró el estado de emergencia y ordenó la evacuación de todos los cuarteles, tal y como advirtió el portavoz de este Departamento, Eyhad Al Ghusayn.

Además, otros dos milicianos islamistas murieron por disparos de los soldados cerca de la frontera con Egipto. El Ejército hebreo informó de que los militares dispararon contra los fallecidos después de que detectasen la aproximación de dos figuras sospechosas, mientras realizaban operaciones rutinarias de control por el lanzamiento de cohetes.

División en Hamás

Hamas mantiene ocupada la Franja de Gaza desde junio de 2007. Representan al islamismo radical, en oposición al considerado como gobierno legítimo palestino, regentado por Al Fatah y Mahmoud Abbas. En vista de los meses transcurridos y los pocos objetivos pretendidos alcanzados, algunas facciones dentro del Movimiento comienzan a mostrar públicamente sus discrepancias de forma sorpresiva, como hicieron unos cuantos líderes de Hamas en la ciudad de Nablus.

Encabezados por Mousa Al Kharraz, condenaron la "toma de poder" de Gaza y "otras medidas" posteriormente adoptadas. Asimismo, en rueda de prensa, revelaron que habían alcanzado una amnistía en Nablus mediante un acuerdo con la Autoridad Nacional. En base a este pacto, los miembros de Hamas que entreguen sus armas serán liberados en 40 minutos.

Sin embargo, y a no ser que se extienda esta postura crítica, el Movimiento mantiene la resistencia por consigna. Así, los responsables de seguridad ordenaron a sus miembros que tomen "todas las precauciones posibles" para evitar nuevas víctimas entre sus filas. Entre estas advertencias, se encuentra la desconexión de sus teléfonos móviles, que pueden servir de guía para los aviones hebreos no pilotados que sobrevuelan rutinariamente la Franja.

Y es que las amenazas llegan incluso del partido del primer ministro israelí, Ehud Olmert. Uno de sus diputados elevó las habituales críticas dialécticas y la presión militar a los miembros de Hamas para instar al Ejecutivo a ordenar el asesinato de los dirigentes políticos de este movimiento. "El Gobierno israelí debería cambiar su política y no deberíamos seguir permitiendo que los dirigentes de Hamas gocen de inmunidad", agregó Kadima Tzachi Hanegbi, presidente del Comité de Asuntos Exteriores y Defensa.

Desde Hamas, respondió a estas duras declaraciones el portavoz del ex primer ministro y líder del movimiento Ismail Haniyeh, para argumentar que "las amenazas forman parte del terrorismo y los crímenes continuados de Israel que buscan alcanzar logros políticos". "No nos esconderemos ni nos dejaremos intimidar", apuntó.

Etiquetas