Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

DE VISTA EN MADRID

Abbas anuncia que irá a Egipto para discutir la propuesta franco-egipcia de alto el fuego

Advierte de que "sin paz en Oriente Próximo el mundo entero no disfrutará de paz" y pide presencia internacional en la zona.

El presidente palestino, Mahmud Abbas, reiteró su apoyo a la propuesta franco-egipcia de un alto el fuego en la Franja de Gaza y anunció que mañana mismo viajará a Egipto para discutir sobre esta iniciativa con el presidente egipcio, Hosni Mubarak.

 

Asimismo, advirtió de que los palestinos desean "una paz permanente" con Israel e incidió en que si ésta no se alcanza en la región "el mundo enterno no disfrutará de paz", al tiempo que reclamó una presencia internacional en la zona.

Durante la rueda de prensa al término de su encuentro en La Moncloa con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, Abbas calificó de "elemento positivo" la propuesta realizada por Mubarak junto con el presidente francés, Nicolas Sarkozy, para una tregua en Gaza. "Lo apoyamos y esperamos que tenga éxito y alcance los resultados esperados", aseveró.

En este sentido, anunció que el viernes viajará a Egipto, "invitado por Mubarak", para abordar esta iniciativa y mantener "consultas con nuestros amigos egipcios para que la propuesta tenga éxito". Preguntado sobre si coincidirá en El Cairo con otros dirigentes internacionales, el presidente palestino dijo desconocer "quién estará" en la capital egipcia.

El diario árabe 'Al Hayat' había informado de que Mubarak también ha invitado al primer ministro israelí, Ehud Olmert, a El Cairo para abordar con él su iniciativa y estaba trabajando para que Abbas también acudiera y pudiera haber un encuentro entre ambos. Por el momento Israel no ha confirmado si mañana Olmert se desplazará a Egipto.

Según explicó el martes Mubarak, su propuesta contempla que Israel y las facciones palestinas "deberían aceptar un alto el fuego inmediato por un periodo limitado que permitiría la apertura de pasos seguros para que entre ayuda humanitaria en Gaza y daría tiempo a Egipto para proseguir con sus esfuerzos con el fin de lograr un alto el fuego integral y duradero".

Asimismo, Egipto invitaría a Israel y a los palestinos a mantener "una reunión urgente" con el objetivo de establecer "acuerdos y garantías para asegurar que la actual escalada (de violencia) no se repita y para ocuparse de las causas (de la misma), lo cual incluiría la protección de la frontera, la reapertura de los pasos fronterizos y el levantamiento del bloqueo", detalló el presidente egipcio.

Cese de la violencia y presencia internacional

Por otra parte, Abbas denunció "la tragedia que vive el pueblo palestino" y aprovechó para hacer un nuevo llamamiento al "cese de los combates de forma inmediata para que no se multiplique el número de víctimas y las pérdidas" y reclamó a la ONU que cumpla con sus "responsabilidades" y "trabaje para que cese la agresión de forma inmediata contra nuestro pueblo" aprobando una resolución en este sentido.

Abbas insistió en que los palestinos no desean "una paz provisional". "Queremos una paz permanente", afirmó, para a renglón seguido solicitar "una presencia internacional efectiva que proteja a nuestros pueblos de estas tragedias y que impida que se repitan estos acontecimientos".

En este sentido, pidió a Zapatero que España que, dijo, "es un Estado respetado en toda la zona", desempeñe un papel en la resolución del conflicto. "Necesitamos de vuestros esfuerzos para alcanzar la paz y la estabilidad en la zona", aseveró, no sin antes alabar la postura adoptada por el Gobierno español y su respaldo en todos los ámbitos al pueblo español.

"Sin paz en Oriente Próximo, el mundo entero no disfrutará de la paz", previno el dirigente palestino. "Empecemos con la causa palestina, con la la causa de Oriente Próximo, el conflicto árabe-israelí, y si se resuelve muchos de los núcleos de tensión y muchas agendas que juegan en la zona no tendrán lugar para obstaculizar este proceso", añadió.

Diálogo de reconciliación nacional

Por otra parte, y tras solicitar que "se levante el bloqueo y se abran los pasos froterizos" con Israel, Abbas aseguró que Al Fatá "tiene interés en que se vuelva al diálogo de reconciliación nacional" con Hamás con el fin de que "todos los palestinos de todas las ideologías y creencias puedan vivir juntos, construyendo un Estado palestino".

En este sentido, expresó su "esperanza" en que terminen "estos acontecimientos" y los palestinos se puedan centrar en resolver sus "asuntos internos". Así, aseguró que "cuando haya una reconciliación nacional habrá elecciones legislativas y presidenciales" en la Franja de Gaza y en Cisjordania "al mismo tiempo".

El mandato de Abbas como presidente expira el viernes en opinión de Hamás, pero éste defiende que no concluye hasta 2010 y se ha negado por el momento a la convocatoria de elecciones presidenciales. Preguntado hoy por esta cuestión, reconoció que la Constitución palestina estipula que se han de celebrar comicios presidenciales y legislativos, pero lo supeditó a la reconciliación entre su movimiento Al Fatá y Hamás, que desde junio de 2007 controla la Franja de Gaza y ha limitado así su poder sólo a Cisjordania.

En cuanto a si se presentará como candidato a la presidencia cuando se celebren los comicios, Abbas se mostró igualmente evasivo y dijo que "nosotros no imponemos nuestra opinión a nadie".

Etiquetas