Despliega el menú
Internacional

ORIENTE PRÓXIMO

A Israel se le agota la paciencia y se cobra 24 víctimas palestinas en Gaza en dos días de ataques

Olmert anticipa nuevas operaciones en la Franja por el lanzamiento incesante de cohetes hacia territorio hebreo.

Ya lo dijo hoy el primer ministro israelí, Ehud Olmert: Los milicianos de Hamas "están llevando" la paciencia de Tel Aviv "hasta sus límites". Se refirió de esta forma al lanzamiento de cohetes desde Gaza, que a su juicio justifican las incursiones y ataques del Ejército de Israel sobre la Franja y que en dos jornadas sangrientas se cobraron la vida de al menos 24 palestinos, cuatro de los cuales eran niños que jugaban al fútbol. Por ello, advirtió de que estas operaciones continuarán, después de que el miércoles un cohete llegado desde Gaza matase a un ciudadano israelí.

La sucesión de incidentes originó disparidad en el recuento de muertos y heridos originados en dos días de operaciones del Ejército israelí en respuesta por el lanzamiento incesante de cohetes desde el territorio controlado por Hamas, y que el miércoles provocó la primera víctima mortal israelí desde mayo de 2007.

Cuatro niños palestinos de entre 10 y 15 años murieron mientras jugaban al fútbol como consecuencia del impacto de un misil hebreo, informaron fuentes médicas. Son una muestra de las doce personas fallecidas este jueves, siete milicianos y cinco civiles, y que elevan las muertes en sólo dos días a 24. Entre los últimos cadáveres confirmados, figura el líder de Hamas y miembro del Parlamento Hamza Khalil Al Haya y a un joven de 23 años, abatidos por la aviación israelí, según informaciones de la agencia palestina Maan. Además, se localizó el cuerpo sin vida de un menor de 12 años al este de la Franja y falleció un hombre de 23 años que había resultado herido grave en uno de los ataques del miércoles.

Los ataques, sin precedentes en los últimos meses, llegaron en respuesta de las continuas agresiones desde la Franja de Gaza, que según el Ejército israelí supusieron hoy 21 cohetes y 12 proyectiles de mortero. En consecuencia, tres personas resultaron heridas y el ministro de Seguridad Interior israelí tuvo que buscar refugio al comenzar a sonar las sirenas mientras visitaba Sderot.

"Estamos en medio de una guerra"

Olmert advirtió de que si los ataques desde la parte palestina hacia Israel siguen, continuarán también las operaciones militares. En su opinión, los milicianos de Hamas y otras organizaciones "están llevando" la paciencia de Tel Aviv "hasta sus límites", por lo que "lo que está pasando en Gaza pasaba hace una semana y seguramente pasará dentro de una semana". "Estamos en medio de una guerra y seguiremos luchando hasta que el peligro que amenaza a los habitantes del sur de Israel deje de existir", añadió desde Tokio, donde mantuvo un encuentro con la secretaria de Estado norteamericana, Condoleezza Rice, quien también se sumó a la petición de Olmert, aunque mostrando su preocupación por la situación de la población civil.

Por su parte, el presidente palestino, Mahmoud Abbas, abrió la puerta en una entrevista al periódico Al Duster a la lucha armada contra Israel. En el futuro, explicó, "podría ser una opción para el pueblo palestino", en la medida en que cada vez son más reducidas las opciones de ambas partes de alcanzar un acuerdo de paz antes de fin de año que hasta hace relativamente poco tiempo se daba por supuesto.

La situación preocupa también en Naciones Unidas, cuyo secretario general, Ban Ki Moon, condenó el lanzamiento de cohetes contra Israel y los ataques indiscriminados del Ejército hebreo, a la par que expresó su preocupación por la pérdida de vidas que supone la actual escalada de violencia.

Etiquetas