Internacional
Suscríbete por 1€

Hungría logra sacar de las sanciones de la UE al patriarca Kirill

Es una figura cercana a Putin, se le conoce como el "oligarca eclesiástico" -con una fortuna de al menos 4.000 millones de dólares- y se ha negado a condenar la invasión de Ucrania.

Viktor Orbán
Viktor Orbán
JOHANNA GERON

Hungría se anotó este jueves una nueva victoria en la negociación con el resto de Estados miembros de la Unión Europea (UE). En una reunión a nivel de embajadores, el país que dirige Viktor Orbán presionó para dejar fuera del sexto paquete de sanciones al patriarca Kirill, líder de la Iglesia Ortodoxa rusa, a cambio de desbloquear el veto al petróleo de Moscú, una decisión que necesita la unanimidad de los Veintisiete.

La sexta ronda de castigos a Rusia permanecía bloqueada por Budapest desde principios de mayo. Tras lograr un acuerdo de los Veintisiete esta misma semana en la cumbre europea, Hungría amenazó con frenar su aprobación formal si Europa incluía al líder religioso ruso en su 'lista negra'. Finalmente, la UE cedió y no congelará los bienes del máximo representante de la Iglesia ortodoxa. Tampoco le impedirá entrar en territorio comunitario.

El patriarca es una figura cercana al presidente ruso, Vladímir Putin. Incluso en algunos círculos se le conoce como el "oligarca eclesiástico", ya que posee una fortuna de entre 4.000 y 8.000 millones de dólares. Además, ha sido objeto de polémicas por negarse a condenar de forma expresa de Rusia contra Ucrania y, a día de hoy, sostiene que Rusia "nunca ha atacado a nadie en su historia" y que se limita a "proteger sus fronteras".

La excepción del petróleo

En la práctica, Europa ha vuelto a ceder a las exigencias del Gobierno de Orbán, que en los últimos tiempos ha mantenido una actitud desafiante contra Bruselas. Bloqueó la adopción de los fondos 'Next Generation' durante la pandemia y solo ha aceptado el embargo al petróleo ruso por mar.

Esta medida afecta al 66% de las importaciones de crudo a la UE y deja fuera los oleoductos con los que se abastecen Hungría, Eslovaquia y República Checa. Esta excepción, aunque "temporal", permitirá a estos países construir las infraestructuras necesarias para dejar de depender de Rusia.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión