Internacional
Suscríbete por 1€

Impactantes imágenes de la muerte de la periodista de Al Yazira Shireen Abu Akleh

Su fallecimiento en Cisjordania por un disparo en la cabeza ha causado conmoción y condena internacional. El mundo árabe culpa a Israel y la ONU pide investigar lo ocurrido.

Una periodista reacciona ante el cadáver de Shireen Abu Akleh.
Una periodista reacciona ante el cadáver de Shireen Abu Akleh.
AL JAZEERA

Entre ondeantes banderas palestinas, reclamos de justicia y gritos de "te redimimos, mártir", el cuerpo de la fallecida periodista Shireen Abu Akleh fue homenajeado este miércoles en una multitudinaria peregrinación por las calles de Ramala.

Su fallecimiento, que tuvo lugar esta mañana durante una redada del Ejército israelí en Cisjordania ocupada, ha convulsionado la región, donde era conocida por su extensa trayectoria periodística en la cadena catarí Al Yazira y considerada un referente en la zona.

Las causas de su muerte están aún por esclarecer.

En redes sociales han circulado diferentes vídeos del momento de su muerte que han desatado una ola de condena internacional y la exigencia de una investigación al respecto.

En las imágenes puede verse a Abu Akleh caer desplomada al recibir el disparo cuando iba acompañada de otra compañera de prensa, que entra en pánico y es incapaz de moverse al continuar los disparos en la zona. El vídeo muestra cómo un joven palestino se acerca arriesgando su vida y logra poner a salvo a la mujer que resulta ilesa. Después, regresa junto al cadáver de la periodista asesinada para intentar trasladarlo.

 El secretario general de la ONU, António Guterres, dijo sentirse "horrorizado por el asesinato de Shireen Abu Akleh".

Guterres, sin acusar a Israel ni apuntar a la autoría del disparo, pidió "a las autoridades competentes llevar a cabo una investigación transparente" sobre los hechos y "garantizar que los responsables rinden cuentas", en un comunicado emitido por su portavoz Farhan Haq.

Tanto la Autoridad Nacional Palestina (ANP) como la dirección de Al Yazira en Catar han responsabilizado a los soldados israelíes de la muerte de la conocida periodista, de 51 años, mientras que el Gobierno israelí acusa a palestinos armados de ser los autores del disparo mortal, aunque después el Ejército israelí ha matizado y dicho que aún no se puede determinar quién disparó a la reportera.

El Ministerio de Salud palestino y la Media Luna Roja confirmaron desde primera hora de la mañana la muerte de Abu Akleh y apuntaron como causa a disparos de las fuerzas de seguridad israelíes, que también habrían herido en la espalda a otro periodista, Ali Samudi, quien trabaja para el medio palestino Al Quds y cuya situación es estable.

Tanto Abu Akleh, que trabajaba para Al Yazira desde comienzos de la Segunda Intifada, como Samudi iban debidamente identificados como prensa y protegidos con chalecos y casco mientras cubrían una redada israelí en la Cisjordania ocupada.

Abu Akley era un rostro enormemente popular en todo el mundo árabe por sus coberturas en primera línea de todo lo sucedido en Palestina y los enfrentamientos con las fuerzas de ocupación israelíes, habiéndose convertido en una de las periodistas más reconocidas de todos los reporteros de Al Yazira.

Cortejo fúnebre

El cuerpo de Abu Akleh recorrió este miércoles distintas ciudades palestinas envuelta en los colores blanco, rojo, negro y verde de su bandera.

Tras dos ceremonias fúnebres improvisadas en la ciudad de Yenín -donde un disparo en la cabeza acabó con su vida-, y luego en Nablus, donde se le practicó una autopsia, los restos de Shireen Abu Akleh llegaron en ambulancia a Ramala, donde la esperaba una conmocionada multitud, que incluyó allegados y periodistas, que constataron entre lágrimas cómo su compañera se convertía hoy en la protagonista de una trágica noticia.

“Todavía no puedo creer que haya muerto asesinada de esta manera"

Dentro de la redacción de Al Yazira, en la que tantas veces redactó sus notas, incontables cajas de pañuelos habían sido colocadas en el lugar que normalmente ocupan los teclados de los ordenadores.

Traslado del cuerpo de Shireen Abu Akleh
Traslado del cuerpo de Shireen Abu Akleh
Reuters

El cuerpo salió de la ambulancia sobre una camilla de madera, envuelto en la bandera y con coronas de flores. Tras un breve homenaje a las puertas del canal, fue cargado sobre los hombros de varios hombres que recorrieron las calles de la ciudad seguidos de una estela de gente que lloraba y aplaudía.

A su paso, los habitantes se asomaban desde sus ventanas ondeando banderas o filmando con sus celulares para despedir a la reconocida reportera, de la que solo se asomaban los pies, envueltos en medias blancas. Entre pancartas con el rostro de la reportera, la muchedumbre gritaba al unísono "gracias querida Shireen".

Shireen Abu Akleh MIDEAST ISRAEL PALESTINIANS CONFLICT
Shireen Abu Akleh MIDEAST ISRAEL PALESTINIANS CONFLICT
AL JAZEERA HANDOUT

Sus amigos la lloran

“Todavía no puedo creer que haya muerto asesinada de esta manera, a manos de las fuerzas israelíes. Ella siempre se apegaba a los protocolos de seguridad, sabía cómo actuar en las zonas muy peligrosas, así que estoy segura que fue blanco de las fuerzas israelíes”, indicó Juman Quneis, una profesora de periodismo en la Universidad de Birzeit de 45 años y amiga cercana de Shireen desde hace dos décadas.

Vestida de oscuro y con el pelo envuelto en una pañoleta dorada, Quneis señaló que en sus clases usa como ejemplo el trabajo de Akleh, a quien describió como una persona "muy tímida, muy amable, muy cálida y muy muy honesta".

"Infinidad de jóvenes mujeres escuchaban a Shireen desde hace décadas y se hicieron periodistas por ella"

"No hay un periodista en Palestina que no la ame, ella era la mejor y una persona ejemplar”, aseveró sobre su amiga, quien no estaba casada y tenía pocos amigos porque "siempre estaba muy ocupada en el trabajo".

Para su compañero Wisam Hamad, productor de la cadena catarí, "la muerte de Shireen es una catástrofe no solo para Al Yazira sino para todos los medios y periodistas".

"Infinidad de jóvenes mujeres escuchaban a Shireen desde hace décadas y se hicieron periodistas por ella", agregó sobre la veterana reportera, una "gran influencia además de una gran persona".

Hamad culpó al Ejército israelí de su fallecimiento -al igual que la Autoridad Nacional Palestina-, y denunció que su muerte es un nuevo intento por silenciar a los medios y ocultar la verdad. "Este caso debe servir para motivar un cambio, algo que debe hacerse para proteger a los periodistas" palestinos, puntualizó.

Se prevé que este jueves se celebre un funeral en la sede del gobierno de la Autoridad Nacional Palestina en Ramala, en el palacio de la Mucata y ante la presencia de su presidente, Mahmud Abás.

Su entierro está previsto para el viernes, en su natal Jerusalén. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión