Internacional
Suscríbete por 1€

España y 5 países buscan cómo reunir pruebas de crímenes de guerra en Ucrania

Los ministros de Justicia estudiaron además la forma de reforzar la aplicación de las cuatro tandas de sanciones europeas contra Rusia y Bielorrusia desde que comenzó la invasión de Ucrania, el pasado 24 de febrero.

IX reunión del Grupo Vendôme -formado por los Ministerios de Justicia de España, Bélgica, Francia, Alemania, Holanda, Italia y Luxemburgo-, junto al comisario de Justicia de la Unión Europea (UE), Didier Reynders.
IX reunión del Grupo Vendôme -formado por los Ministerios de Justicia de España, Bélgica, Francia, Alemania, Holanda, Italia y Luxemburgo-, junto al comisario de Justicia de la Unión Europea (UE), Didier Reynders.
EFE

Los ministros de Justicia de Francia, Alemania, Países Bajos, Italia, España y Luxemburgo, integrantes del llamado Grupo Vendôme, analizaron hoy las formas de cooperar para reunir pruebas que permitan que rindan cuentas los responsables de crímenes de guerra en Ucrania, así como incautar y confiscar los bienes de quienes faciliten la invasión militar rusa en ese país.

A esta novena reunión del Grupo Vendôme, cuyo primer encuentro se celebró el 7 de noviembre de 2018 en París, asistió también el comisario europeo de Justicia, Didier Reynders, y estuvo centrada asuntos relacionados con la "despiadada" agresión de Rusia a Ucrania, según informaron los participantes en un comunicado conjunto.

Crímenes de guerra

Determinados a que los autores de crímenes de guerra y otras violaciones graves del derecho internacional rindan cuentas, los ministros de los seis países integrantes de este grupo mantuvieron un intercambio de impresiones sobre "las formas de cooperar y reunir pruebas para las investigaciones actuales y futuras", tanto a nivel nacional como de la Corte Penal Internacional (CPI).

En este sentido, recordaron el importante apoyo que podría prestar Eurojust en una coordinación eficaz de las investigaciones, entre los Estados miembros de la UE, Ucrania y la oficina del Fiscal de la CPI.

También acordaron seguir coordinando su enfoque para garantizar que se informe a los refugiados sobre la posibilidad de aportar pruebas de posibles crímenes de guerra de una manera jurídicamente segura, evitando la doble victimización.

Teniendo en cuenta los orígenes del grupo Vendôme, nacido tras los atentados terroristas de París, en noviembre de 2015, los ministros también abordaron la persecución de los "combatientes terroristas extranjeros" en Ucrania, al tiempo que reiteraron su condena en los términos "más enérgicos posibles" de la agresión en curso y, en particular, del uso indiscriminado de la violencia contra los civiles.

Sanciones e incautación de bienes

Los ministros estudiaron además la forma de reforzar la aplicación de las cuatro tandas de sanciones europeas contra Rusia y Bielorrusia desde que comenzó la invasión de Ucrania, el pasado 24 de febrero.

En este sentido, los seis titulares de Justicia acogieron con satisfacción la creación de un grupo especial por la Comisión Europea, bajo responsabilidad de Reynders, destinado a facilitar una mayor coordinación entre los Estados miembros de la UE en la inmovilización y, en su caso, la incautación y confiscación de los bienes de quienes facilitan la guerra en Ucrania.

Insistieron, en este punto, en la importancia de un enfoque operativo, aprovechando al máximo las competencias de Europol y Eurojust, para recoger información y pruebas de posibles delitos que permitan la incautación y confiscación.

Combatientes y derechos de las víctimas

Tras debatir sobre el ingreso de europeos en la legión extranjera ucraniana, los ministros desaconsejaron de manera unánime que se unan a la lucha en el campo de batalla.

Paralelamente, el Grupo Vendôme se centró en las formas de evitar que los refugiados ucranianos, que se encuentran en una posición muy vulnerable, sean víctimas de abusos o explotación.

Los macrodatos y la justicia penal

Por último, los ministros abordaron los retos de los sistemas de justicia penal en la era digital, en la que "los macrodatos abren muchas posibilidades para las investigaciones de alto nivel".

Coincidieron en la importancia de estudiar cómo y en qué medida se puede facilitar el acceso a los big data por parte de los servicios policiales.

En concreto, el Grupo Vendôme debatió sobre el papel de la retención de datos y sobre si es esencial para preservar la seguridad nacional y para luchar contra los delitos graves.

Además, los ministros reiteraron la importancia de aumentar la eficiencia y la resistencia del sistema de justicia a través de una mayor digitalización, reconociendo al mismo tiempo la importancia fundamental de la supervisión humana. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión