Internacional
Suscríbete

Más de 70 detenidos en Países Bajos y Bélgica en nuevas protestas contra las restricciones anticovid

Este fin de semanas se sucedieron manifestaciones por las nuevas medidas frente el aumento de los contagios.

Protesta en Bruselas contra las medidas anticovid
Protesta en Bruselas contra las medidas anticovid
Efe

Más de cuarenta personas fueron detenidas este domingo en Bruselas tras los incidentes registrados en el transcurso de una manifestación de unas 35.000 personas, según la policía, en contra de las restricciones adoptadas para frenar la pandemia de covid-19, en la que tres agentes resultaron heridos.

Un total de 44 personas fueron detenidas por diferentes motivos, informó esta noche la portavoz de la policía de Bruselas-Ixelles, Ilse Van de Keere.

Los tres policías que resultaron heridos fueron trasladados a hospitales y uno de ellos tendrá que ser sometido a cirugía en una mano; además, un manifestante también tuvo que ser llevado a un centro hospitalario por una herida también en una mano, según la prensa local.

Además, los alborotadores causaron daños a seis vehículos y una moto policiales, así como a diversas propiedades públicas y privadas, entre coches, escaparates y terrazas de bares, entre otras.

La policía está analizando las grabaciones de las cámaras de vigilancia para tratar de identificar a los autores de los destrozos, al tiempo que se empezó a efectuar un inventario de daños.

El alcalde de la ciudad de Bruselas, Philippe Close, condenó "enérgicamente" las acciones de los alborotadores y anunció en Twitter que había dado instrucciones para "realizar detenciones y analizar los vídeos".

La manifestación, autorizada por el ayuntamiento de la capital belga, partió en torno a las 13.30 hora local de la estación del Norte y recorrió el centro de la ciudad bajo el lema "Juntos por la Libertad".

La policía utilizó cañones de agua y gas lacrimógeno para dispersar a algunos manifestantes, que protestaban contra las medidas adoptadas a raíz del repunte de casos de covid-19 en el país.

Convocada la marcha en principio para protestar contra el uso del pase covid, también hubo manifestantes que criticaron la vacunación obligatoria para todo el personal sanitario acordada esta semana por el Gobierno o las vacunas en general, según indicó la televisión pública RTBF.

Los organizadores denunciaron en un comunicado "las medidas restrictivas de libertad, que no constituyen una solución estructural para la sanidad".

El repunte de casos de covid-19 en Bélgica, dónde la incidencia acumulada subió un 19 % en la última semana analizada, hasta los 1.346 casos por cada 100.000 habitantes en 14 días, llevó al Gobierno a endurecer esta semana algunas restricciones, aunque no se han cerrado sectores económicos ni se ha confinado a ciertos colectivos, como en otros países europeos.

Las medidas pasan fundamentalmente por imponer el teletrabajo obligatorio cuatro días a la semana y ampliar el uso de la mascarilla en el interior de establecimientos y lugares culturales, como restaurantes o cines, aunque para acceder a ellos se haya solicitado el certificado covid.

Bélgica ya exige desde octubre presentar este documento -que prueba que el portador está vacunado, ha pasado la enfermedad o dado negativo en un test reciente- para acceder a la restauración y eventos culturales.

Además, el Gobierno ha introducido la obligación de vacunarse para todos los trabajadores sanitarios del país que, de lo contrario, a partir del 1 de enero verán suspendido su empleo hasta el 31 de marzo, fecha a partir de la cual su contrato será rescindido -con derecho al paro- o suspendido hasta que el trabajador se vacune si se opone al despido -en ese caso sin sueldo-.

Detenidas 28 personas en Países Bajos

Por otro lado, al menos 28 personas fueron arrestadas por disturbios y actos de violencia en diferentes ciudades de Países Bajos, a pesar de que se declararon órdenes de emergencia y se desplegaron agentes de las fuerzas del orden en diferentes lugares como medida de precaución, informó la Policía.

Varios grupos de jóvenes se amotinaron durante la noche, convocados en la plataforma de mensajería Telegram, para provocar actos de violencia que fueron desde el lanzamiento de piedras y fuegos artificiales a los agentes desplegados por prevención, hasta la quema de coches, motos, bicicletas y mobiliario público.

Los disturbios tuvieron lugar en varias ciudades, incluidas La Haya (Holanda del Sur), Roermond y Stein (ambas en la provincia de Limburgo), Bunschoten (Utrecht) y el pueblo pesquero de Urk, donde se registran los peores datos de cobertura de vacunación de todo Países Bajos, así como la principal oposición a las restricciones del coronavirus.

Urk había sido designada como zona de riesgo por precaución, lo que permitió a la policía realizar búsquedas preventivas, con el arresto de ocho personas por poseer o hacer estallar fuegos artificiales.

En cambio, la noche fue tranquila en Róterdam, donde se registraron fuertes disturbios la noche del viernes en el contexto de una protesta contra las restricciones aplicadas por la pandemia, y contra los planes del ejecutivo de excluir a los no vacunados del pase covid aunque den negativo en un test, una idea que todavía no ha recibido respaldo parlamentario.

Además, cinco agentes resultaron heridos, y uno de ellos sufrió una conmoción cerebral, durante los ataques con fuegos artificiales y piedras en La Haya.

Siete de los detenidos fueron en esta ciudad, capital política de Países Bajos, donde incluso se arrojó una piedra por la ventana de una ambulancia en movimiento que llevaba a un paciente.

A diferencia de Róterdam, los actos de la pasada noche no tuvieron lugar durante una protesta contra las restricciones, sino que fueron grupos de jóvenes que se movilizaron en redes sociales con la intención de causar disturbios en todo el país. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión