Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

Miles de polacos desafían a su Gobierno y exigen que el país continúe dentro de la UE

Manifestaciones en más de un centenar de ciudades muestran su apoyo a la Unión en un pulso con Varsovia próximo a la ruptura.

Protesta de miles de personas en Cracovia POLAND EU DEMONSTRATION
Protesta de miles de personas en Cracovia
Efe

La colisión político-judicial entre Polonia y la Unión Europea, que ha llevado al borde del precipicio la relación del Gobierno de Varsovia con los Veintisiete (salvo en casos excepcionales como Hungría), tuvo hoy su réplica en la calle. Decenas de miles de ciudadanos se manifestaron en la capital y en diferentes ciudades para mostrar su "orgullo" por pertenecer a la Unión y advertir al Ejecutivo del primer ministro Mateusz Morawiecki de su firme deseo de continuar dentro del bloque.

Ya el sábado hubo movilizaciones sectoriales en el país de distinto calado, pero la respuesta social de hoy resulta inédita. También supone un soplo de aliento a la Comisión Europea y a su jefa, Ursula von der Leyen, que puede argumentar que el contencioso trasciende lo político e ingresa en lo humano. Se trata ya de un rerquerimiento ciudadano cuya defensa figura entre los deberes de la Unión. Sometida a la presión de los Estados miembros para responder al desafío de los tribunales polacos, Von der Leyen debe barajar la incertidumbre respecto al futuro. Que los socios se enfaden es malo. Y que la crisis se agudice hasta el punto de que haya un Polexit después del Brexit tampoco resulta mejor.

Eurodiputados de Francia y Alemania, a los que ayer se sumo Bélgica, han expresado alto y claro la necesidad de tomar medidas y todas las propuestas son tendentes a mantener congelados los fondos de recuperación polacos, el máximo factor de presión de que dispone ahora mismo Bruselas con los díscolos, además de su capacidad de multar. Numerosos parlamentarios coinciden en que éste es uno de los mayores enfrentamientos impulsados por un socio de la UE contra la propia Unión.

Miembros de la Cámara aducen que, de prevalecer la postura del Tribunal Constitucional polaco referente a que algunas normas nacionales están por encima del ordenamiento comunitario, la UE perdería todo su sentido. Este reglamento, precisamente, es el cemento que une a todos los Estados miembros. Sin él, los expertos alertan del riesgo de que algunos gobernantes se vean tentados de desatender a voluntad determinados artículos de los tratados y otras acciones administrativas internas.

Por otro lado, la Comisión no quiere verse enfrentada a que dentro del bloque se configure un frente recurrente entre Polonia y Hungría, cuyo primer ministro, Viktor Orban, apoyó este fin de semana a los magistrados polacos. El dirigente conservador denunció una supuesta maniobra de la UE para reducir las «competencias» de algunos países -concretamente el suyo y Polonia entre los más perjudicados- y dio todo su respaldo a Morawiecki. Los dos tienen, juntos, una apreciable lista de encontronazos con Bruselas.

Pero ayer apareció la derivada humana. La enorme manifestación. Convocada por la Plataforma Cívica capitaneada por Donald Tusk, exprimer ministro, presidente del Consejo de la UE entre 2014 y 2019, cuando fue sustituido por Charles Michel, y actual líder de los populares europeos, contó con el eco de varias organizaciones sociales para llegar a decenas de ciudades.

"No queremos que nos marginen en Europa", se convirtió en el lema de la muchedumbre que portaba banderas y carteles de protesta, un volumen sorprendente cuando solo unas horas antes, en un acto parlamentario en Bruselas, conocedores de la realidad local mostraban serias dudas sobre la capacidad de movilización de la convocatoria. Finalmente, quedó claro que el 80% de adhesión a la UE que confiesan los polacos en los sondeos no es una broma. Ni conviene jugar con el dato.

Porque si bien la protesta tenía como finalidad hacer saber a la Comisión Europa que los polacos están con ella, tampoco cabe duda de que su contenido iba dirigido contra el Gobierno. Una reacción airada ante el primer ministro y su partido, el ultranacionalista Ley y Justicia, para denunciar públicamente su deriva autoritaria, la presumible pretensión de hacerse con el poder judicial y el progresivo aislamiento del país respecto al espacio comunitario. Así lo certifica que la manifestación estuviera respaldada por colectivos que critican habitualmente la "actitud antidemocática" del gabinete.

"Vamos a ganar"

En Varsovia, los ciudadanos se concentraron en la emblemática plaza del Castillo, donde corearon el grito: "¡Somos Europa!". La agencia AFP informó de manifestaciones muy concurridas en Danzig, Poznan, Szczecin o Cracovia, entre otras. El propio Donald Tusk ofreció un mitin ante los concentrados en la capital en el que acusó a Ley y Justicia (PiS) de querer sacar al país de la Unión. "El lugar de Polonia está en Europa. Vamos a ganar porque somos mayoría", declaró el exprimer ministro.

El régimen disciplinario para los magistrados, la reforma de la ley del aborto, los intentos de cerrar canales de televisión privados o el ataque a los derechos LGTBI son algunos de los peldaños que los opositores citan en el aparente camino del partido gobernante hacia el cesarismo y en su creciente pulso con la Unión. A tal extremo preocupa esta actitud que tres de cada diez polacos ven ya como una amenaza real que llegue el Polexit. Y no gusta.

De convertirse Polonia en la balsa de piedra de Saramago, la nación navegaría a la deriva y sin puerto por el continente que alimenta más que ninguno su subsistencia. En juego están los 36.000 millones de euros de las ayudas y los fondos de recuperación, pero también las subvenciones europeas que cubren el 60% de su inversión pública. No por casualidad algunas de las protestas más concurridas ocurrieron ayer en la línea fronteriza con Alemania, que a diario cruzan 100.000 trabajadores polacos. Como resumía algún líder opositor, las manifestaciones no solo querían enseñar el respaldo del pueblo a la UE. También era una petición de socorro.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión