Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

Oleada de apoyo internacional al rey Abdala II de Jordania

El intento de desestabilización denunciado en Jordania ha provocado una oleada de apoyo internacional al monarca, cuyo país es una pieza fundamental en el equilibrio de fuerzas de Oriente Medio.

El rey Abdalá II de Jordania en el PE: "No permitiremos que los terroristas secuestren al islam"
El rey Abdalá II de Jordania.
Patrick Seeger

El intento de desestabilización denunciado en Jordania ha provocado una oleada de apoyo internacional al rey Abdalá II, cuyo país es una pieza fundamental en el equilibrio de fuerzas de Oriente Medio.

Estados Unidos fue el primer país en respaldar al soberano hachemí tras conocerse en la noche del sábado la desarticulación del presunto complot, en el que el Gobierno de Aman implica al príncipe Hamzah bin Husein, exheredero y hermanastro del actual monarca.

"El rey Abdalá es un socio clave de Estados Unidos y tiene todo nuestro apoyo", precisó en un comunicado el portavoz del Departamento de Estado, Ned Price, que agregó que "seguimos de cerca los informes y estamos en contacto con los funcionarios jordanos".

El secretario general de la Liga Árabe, Ahmed Abulgueit, expresaba el domingo, también en un comunicado, "la solidaridad total con las medidas que tomó el liderazgo jordano para mantener la seguridad del reino y preservar la estabilidad" en el país.

Las monarquías del Golfo salieron en bloque para respaldar a Abdalá II, y "la seguridad y estabilidad" de su reino.

Arabia Saudí ofreció su "pleno apoyo a todas las decisiones y medidas que tomen el rey Abdalá II bin al Husein y su alteza el príncipe heredero, Al Husein bin Abdalá II, para mantener la seguridad y la estabilidad", según recogió la agencia oficial SPA.

Prácticamente las mismas palabras empleó Emiratos Árabes Unidos en un comunicado difundido por la agencia WAM, apoyando "todas las decisiones y medidas" del monarca jordano para "proteger la seguridad y la estabilidad de Jordania y preservar sus logros".

Kuwait, Qatar, Bahréin y Omán -asi como Marruecos-, emitieron también en las últimas horas muestras de apoyo al soberano hachemí.

El Ministerio de Exteriores de Iraq afirmó en una declaración "estar del lado del reino jordano liderado por su majestad el rey Abdalá II en cualquier paso que se dé para preservar la seguridad y estabilidad de país y atender los intereses del pueblo hermano".

Y un portavoz de presidencia de Egipto expresó el apoyo de El Cairo "al reino jordano hachemita hermano, y a su liderazgo representado en su majestad el rey Abdalá II bin al Husein".

A la ola de solidaridad se sumaron Turquía e Irán, potencias regionales islámicas pero que no pertenecen al mundo árabe.

El Gobierno turco expresó su "enérgico apoyo" a Abdala II en un comunicado de su cartera de Exteriores en el que advierte que "seguimos con preocupación los sucesos alrededor de la detención de cierto número de personas en Jordania".

"Consideramos que la paz y la estabilidad de Jordania, país clave para la paz en Oriente Próximo, no se puede separar de la paz y estabilidad de Turquía", se recuerda en el texto.

En paralelo, ell Ministerio de Exteriores de Irán subrayó asimismo "la importancia de la paz y la estabilidad" de Jordania.

"La República Islámica de Irán se opone a cualquier injerencia extranjera y cree que todos los asuntos internos de los países deben solucionarse en el marco de la ley", dijo el portavoz de Exteriores, Said Jatibzadeh, quien advirtió en un comunicado que cualquier inestabilidad interna o tensión en la región de Asia Occidental "beneficia al régimen sionista (Israel)".

En semejantes términos se pronunció precisamente Israel, cuyo ministro de Defensa, Beny Gantz, consideró que las recientes detenciones en Jordania son "un asunto interno" del país vecino, del que, no obstante, destacó que es "un aliado estratégico" con el que el Estado judio tiene "relaciones pacíficas".

En rueda de prensa, Gantz remarcó el interés de su país en que Jordania se mantenga "fuerte y próspera", lo que consideró clave para la seguridad israelí y los intereses económicos mutuos.

Por lo que, añadió, Israel debe hacer "todo lo necesario para mantener esa alianza que dura" desde hace casi tres décadas, cuando ambos países firmaron un acuerdo de paz y establecieron relaciones diplomáticas: tras Egipto, que lo hizo en 1979, Jordania fue el segundo país árabe que, en 1994, reconoció al Estado judio.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión