Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

Más de cien civiles muertos en un ataque de hombres armados en Etiopía

El ataque ocurrió en la localidad de Babo Genbile, declaró el jefe de la oficina de comunicación de Oromía, Gizachew Gebissa, que acusó de la masacre al grupo armado Ejército de Liberación Oromo.

Un tanque quemado en una carretera de Etiopía.
Un tanque quemado en una carretera de Etiopía.
BAZ RATNER/Reuters

Más de cien civiles murieron el martes por la noche en un ataque de hombres armados perpetrado en la región etíope de Oromía, donde está la capital del país, Adís Abeba, confirmaron este miércoles fuentes oficiales.

El ataque ocurrió en la localidad de Babo Genbile, en la zona de Wolega Occidental, declaró a Efe el jefe de la oficina de comunicación de Oromía, Gizachew Gebissa, que acusó de la masacre al grupo armado Ejército de Liberación Oromo (OLA, en sus siglas en inglés).

"Esto es puramente un acto de terrorismo", subrayó Gizachew, quien cifró en "más de cien" el número de muertos.

"No es un movimiento de liberación (el OLA), más bien una campaña terrible para inculcar el conflicto entre los etíopes y fundamentalmente para desintegrar el país en su conjunto", agregó el portavoz oficial.

Tras la masacre, una gran cantidad de efectivos del Ejército federal y las fuerzas especiales de Oromía se han desplegado en la zona en persecución de los autores, según el funcionario.

Sin embargo, la Comisión de Derechos Humanos de Etiopía instó al Gobierno a diseñar una solución sostenible para evitar la continua crisis y los asesinatos de civiles en el oeste de la región.

"Los últimos ataques contra civiles en el oeste de Wollega muestran que la situación de seguridad en la zona no ha mejorado y, en cambio, se está extendiendo a las regiones vecinas y provocando más violaciones de derechos humanos", señaló hoy la Comisión en un comunicado.

La matanza sucedió un día después de que el líder del OLA, Merro Deriba Lemessa (también conocido como Jale Merro), acusara en un vídeo al Gobierno de orquestar los asesinatos en la parte occidental de Oromía.

"El Ejército de Liberación de Oromo no tiene nada que ver con ese tipo de acto de salvajismo. Si el OLA tuviera que matar y desplazar a personas que apuntan a un grupo étnico, sería un trabajo de una noche, pero ésa no es la causa por la que estamos luchando", aseguró el líder del grupo.

El OLA es una escisión del Frente de Liberación Oromo (OLF) después de que este partido -partidario de la autodeterminación del pueblo oromo, marginado tradicionalmente- dejara las armas para volver al país y ejercer la política a invitación del primer ministro de Etiopía, Abiy Ahmed, en 2018, cuando llegó a la jefatura del Gobierno.

Desde entonces, el grupo rebelde usa Oromía como base de sus operaciones.

Abiy, de 44 años, ha impulsado importantes reformas en Etiopía, el segundo país más poblado de África, entre las que figura la amnistía a miles de presos políticos, la legalización de partidos opositores y el compromiso de celebrar elecciones.

Pero el mandatario también ha encajado críticas por no solucionar algunos problemas de raíz, como las tensiones étnicas, que han ocasionado olas de violencia y han hecho de Etiopía uno de los países con más ciudadanos desplazados del mundo.

En los últimos meses, Abiy, ganador del premio Nobel de la Paz de 2019, también ha recibido duros reproches por el conflicto armado que desató en noviembre pasado contra las autoridades rebeldes de la región septentrional de Tigray, que ha causado cientos de muertos y miles de desplazados.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión