Despliega el menú
Internacional

Polémica en Francia por un menú escolar sin carne impuesto en Lyon 

La decisión del alcalde de imponer una carta única sin carne pone en pie de guerra a agricultores y ganaderos, y provoca la crítica de varios ministros.

Los colegios de Lyon ahora ofrecen el menú vegetariano dos días a la semana.
Los colegios de Lyon ahora ofrecen el menú vegetariano dos días a la semana.
HA

La decisión del alcalde de Lyon, el ecologista Grégory Doucet, de imponer un menú único sin carne en los comedores de los colegios de la ciudad por razones sanitarias ligadas a la pandemia de covid-19 ha generado polémica en Francia y divide al Gobierno galo. "Esta medida de menú único ha sido tomada por razones sanitarias", afirma el alcalde de Lyon. Doucet, miembro del partido Europa Ecologista Los Verdes, sostiene que la medida permitirá a los colegios de la ciudad cumplir mejor el protocolo sanitario en tiempos de coronavirus.

En vez de tener varios menús entre los que poder elegir en el comedor, los alumnos de Lyon deberán comer obligatoriamente un menú sin carne todos los días. Esto permitirá, según el alcalde, que el servicio de comedor vaya más rápido y que los alumnos se mezclen menos a la hora de comer, reduciendo así los contagios por coronavirus. Los niños se quitan la mascarilla -obligatoria en clase a partir de los seis años- para comer.

La medida, que entró en vigor el lunes, ha generado una gran polémica en Lyon, considerada la capital mundial de la gastronomía. La oposición ha acusado al alcalde de querer "imponer su ideología" a los niños utilizando como pretexto la pandemia de covid-19. Desde el consistorio responden que no es un menú vegano, porque incluye pescado y huevos.

El Ayuntamiento de Lyon asegura que la opción de un menú con o sin carne volverá a los comedores de la ciudad cuando se aligere el protocolo sanitario en los centros de enseñanza. El nuevo protocolo impone una distancia de dos metros entre los alumnos en los comedores, en vez de un metro como hasta ahora.

Doucet, alcalde de Lyon desde julio de 2020, prometió durante la campaña electoral que a partir de 2022 los niños tendrán la opción de elegir todos los días un menú vegetariano, además del menú clásico, con o sin carne, que ofrecen los comedores. Los colegios de Lyon ahora ofrecen el menú vegetariano dos días a la semana.

La medida de los ecologistas también agita la política nacional y divide al Gobierno francés. "Dejemos de meter la ideología en el plato de nuestros niños", exigió en Twitter el titular de Agricultura y Alimentación, Julien Denormandie. El ministro consideró que se debería dar a los alumnos "simplemente aquello que necesitan para crecer bien. Y la carne forma parte de ello".

"Política moralista y elitista"

El ministro de Interior, Gérald Darmanin, denunció "la ideología escandalosa" de los ecologistas. "Además de un insulto inaceptable a los agricultores y carniceros franceses, vemos bien que la política moralista y elitista de Los Verdes excluye a las clases populares. Muchos niños a menudo solo tienen el comedor para comer carne", recordó Darmanin.

En cambio, la ministra de Transición Ecológica, Barbara Pompili, lamentó "un debate prehistórico" lleno de "clichés manidos, del tipo 'la alimentación vegetariana sería una alimentación desequilibrada', cuando es bien conocido que la carne puede ser sustituida por pescado, huevos y legumbres, que aportan todas las proteínas necesarias".

El alcalde de Lyon recordó a los ministros críticos que Gérard Collomb, el anterior alcalde de la ciudad, tomó la misma medida durante la vuelta al cole en mayo de 2020 tras el primer confinamiento. Entonces nadie del Ejecutivo criticó a Collomb, quien había sido antes ministro de Interior del presidente Emmanuel Macron, por imponer el menú sin carne.

Etiquetas
    Comentarios