Despliega el menú
Internacional

CORONAVIRUS

Las cepas de Sudáfrica y Brasil inquietan por su posible resistencia a las vacunas

Una mutación podría ayudar al virus a sortear la protección inmunitaria adquirida por una infección anterior o por la vacunación.

México inyecta esperanza al iniciar vacunación en todos sus estados
México inyecta esperanza al iniciar vacunación en todos sus estados
Francisco Guasco

La mutación del coronavirus que ahora preocupa más a los expertos médicos se llama E484K, y les inquieta más que la variante de Reino Unido, que ya ha llegado a 50 países. Está nueva versión del virus, detectada en Sudáfrica y Brasil, podría reducir la eficacia de las vacunas, pero, por el momento, no hay ninguna certeza de que E484K sea resistente a los medicamentos que han comenzado a inocularse en muchos países. Esta mutación «es la más preocupante de todas» respecto a su impacto en la respuesta inmunitaria», afirma tajante Ravi Gupta, microbiólogo de la Universidad de Cambridge.

Hasta ahora, se habían observado múltiples mutaciones del SARS-CoV-2, la mayoría sin consecuencias, pero otras pueden mejorar su supervivencia volviéndolo más contagioso. Las variantes que emergieron en Reino Unido, Sudáfrica y Brasil tienen en común la mutación N501Y, que explicaría su mayor transmisibilidad. Unos test en laboratorio mostraron que el organismo parece reconocer menos el virus a causa de N501Y, lo que disminuye su neutralización por parte de los anticuerpos. Esta mutación «podría ayudar al virus a sortear la protección inmunitaria adquirida por una infección anterior o por la vacunación», dice el doctor François Balloux, del University College de Londres.

BioNTech y Pfizer aseguran que su vacuna es eficaz contra la mutación N501Y, pero sus análisis no versaron sobre la E484K. Aun así, y si se demuestra que con esta mutación el organismo reconoce menos el virus, otros componentes de las variantes deberían seguir estando al alcance de los anticuerpos. «Incluso si se pierde en eficacia, normalmente seguirá habiendo una neutralización del virus», sostiene Vincent Enouf, del Instituto Pasteur de París. De todos modos, Gupta insiste en que «lo que nos preocupa son las futuras mutaciones que se sumarían» a las ya existentes».

Etiquetas
Comentarios