Internacional
Suscríbete por 1€

La Torre Eiffel, a 40 euros el kilo...

Sale a subasta un tramo de la escalera de caracol original del simbólico y centenario monumento parisino.

Foto de archivo de la Torre Eiffel
Foto de archivo de la Torre Eiffel
HA

Hubo un listillo, Víctor Lustig, que se las apañó para vender la Torre Eiffel a unos avaros y pardillos industriales en uno de los timos más osados y sonados de la historia. Pero ahora quien quiera se podrá hacer legalmente con una parte de la legendaria, centenaria e icónica construcción parisina adquiriendo un tramo de su escalera de caracol original. Le costará, como poco, a 40 euros el kilogramo.

Quien desee poseerlo tendrá que desembolsar entre 30.000 y 40.000 euros, precio de salida en la subasta del tramo de hierro forjado que unía el segundo y el tercer piso del ingenio de Gustave Eiffel, símbolo de París, de Francia y de la revolución industrial. Son catorce escalones pintados con el característico y original "marrón Torre Eiffel". De casi tres metros de altura y dos de anchura, pesa una tonelada. Si se adjudica en 40.000 euros, cifra fácilmente superable, el precio de kilo del 'hierro Eiffel' sería de 40 euros, y por tanto 0,04 euros el gramo. Hasta ahora este pedazo de historia helicoidal estaba en manos de un coleccionista canadiense. Se pondrá a la venta el próximo 1 de diciembre en la parisina casa de subastas Artcurial, firma que ya subastó otra sección original de la llamada la 'dama de hierro' por medio millón de euros.

La escalera data de 1889, año de inauguración del monumento más visitado de Francia y el cuarto del mundo. Se desmontó en 1983, tras la instalación de uno de los nueve ascensores entre los dos últimos pisos. Se cortó en 24 piezas y solo una permaneció en el primer nivel de la esbelta mole de hierro. Otras tres fueron donadas a los museos parisinos de Orsay y La Villete, y al de Historia del Hierro situado en Nancy. Las 20 piezas restantes fueron subastadas y adquiridas por coleccionistas de todo el mundo. Ahora se encuentran en lugares como los jardines de la Estatua de la Libertad en Nueva York, santuarios del ocio como Disneylandia y remansos de paz como los jardines de la Fundación Yoishii, en la ciudad japonesa de Yamanashi.

Siete millones de visitantes disfrutan cada año de las vistas de la ciudad de la luz desde la plataforma de su tercer piso, accesible por 1.665 escalones que recorren el interior de la estructura metálica de 300 metros de altura y 10.000 toneladas. Tardó dos años en construirse y fue la edificación más alta del mundo durante 41 años, hasta que la desbancó en 1930 el edificio Chrysler de Nueva York. Necesita 50 toneladas de pintura cada cinco años para evitar la corrosión.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión