Despliega el menú
Internacional

Sarkozy imputado por "asociación de malhechores" en el caso de la supuesta financiación libia de su campaña de 2007

El expresidente francés, sorprendido, lo considera "una nueva etapa en la larga lista de injusticias" cometidas desde que se destapó el escándalo.

Nicolas Sarkozy en su intervención en la televisión francesa.
Nicolas Sarkozy en una intervención en la televisión francesa.
Afp

El ex presidente francés Nicolas Sarkozy ha vuelto a ser imputado por el caso de la presunta financiación libia de su campaña electoral con la que ganó las elecciones presidenciales de 2007 y, en esta ocasión, por "asociación de malhechores", según anunció este viernes la Fiscalía Nacional Financiera.

Se trata de la cuarta imputación de Sarkozy, de 65 años, en este presunto caso de financiación ilegal. En marzo de 2018 ya había sido imputado por corrupción pasiva, malversación de fondos públicos y financiación ilegal de una campaña electoral. Tras cuatro días de interrogatorios, los jueces que instruyen el caso decidieron imputarle por este cuarto cargo.

Sarkozy, que fue presidente de Francia entre 2007 y 2012, se mostró sorprendido por esta nueva imputación, que considera "una nueva etapa en la larga lista de injusticias" cometidas desde que se destapó el escándalo. "Los franceses deben saber que soy inocente de lo que se me acusa", dijo el expolítico conservador, que considera que "se da un crédito inverosímil a las declaraciones de asesinos, estafadores notorios y falsos testimonios".

El diario digital de investigación 'Mediapart' publicó en 2012 un documento oficial libio que supuestamente probaría que el régimen de dictador libio Muamar el Gadafi financió la campaña presidencial de Sarkozy de 2007. El ex mandatario siempre ha defendido su inocencia.

El empresario franco libanés Ziad Takieddine aseguró en 2016 que él había actuado como intermediario y que entregó entre finales de 2006 y principios de 2007 cinco millones de euros a Sarkozy y a Claude Guéant, su director de gabinete. Sarkozy, que por aquel entonces era ministro de Interior, niega haber recibido dinero de Takieddine.

El ex presidente francés, que se encuentra bajo control judicial, se mostró convencido de que al final "la verdad prevalecerá" y que se acabará probando su inocencia. "La injusticia no ganará", añadió Sarkozy en un mensaje publicado en su cuenta de Twitter.

Casos pendientes

Sarkozy tiene otros dos casos pendientes con la justicia francesa. A finales de noviembre, será juzgado por supuesta corrupción y tráfico de influencias en el llamado "caso de las escuchas telefónicas". Supuestamente habría intentado obtener, a cambio de un favor, informes confidenciales de un magistrado. Y en marzo se sentará en el banquillo de los acusados por presunta financiación ilegal de su campaña presidencial de 2012, un asunto conocido en Francia como el "caso Bygmalion". Sarkozy fue derrotado en esas elecciones por el socialista François Hollande y tuvo que conformarse con un solo mandato.

Ante la falta de un fuerte liderazgo en la derecha, muchos votantes del partido de Los Republicanos sueñan con que Sarkozy vuelva a presentarse a las elecciones presidenciales en 2022. Su segundo volumen de sus memorias, titulado 'Tiempo de tormentas' (editorial L'Observatoire), se convirtió este verano en un superventas en Francia.

Etiquetas
Comentarios