Despliega el menú
Internacional

estados unidos

Indemnizan con 17 millones de euros a la familia de un fallecido por disparos de la Policía

Los abogados que representan a la familia han apuntado que este acuerdo económico es posiblemente uno de los mayores a nivel nacional.

Tercera noche de protestas en Charlotte por la muerte de un afroamericano a manos de la policía
Protestas en Estados Unidos por la muerte de un afroamericano a manos de la policía
Agencias

El condado de Prince George, en el estado de Maryland, en el noreste de Estados Unidos, indemnizará con 20 millones de dólares (17 millones de euros) a la familia del ciudadano afroamericano William Green, quien recibió hasta seis disparos de un agente de policía, que está a la espera de juicio tras ser acusado de homicidio en segundo grado.

"Mientras los cargos penales todavía están pendientes, estoy aquí para anunciar que el condado de Prince George ha alcanzado un acuerdo con la familia Green por 20 millones de dólares", ha informado la directora ejecutiva de este territorio, Angela Alsobrooks.

William Green fue disparado en hasta seis ocasiones por el agente Michael Owen, también afroamericano, mientras se encontraba esposado en la parte de atrás de un vehículo de la Policía, tras ser detenido el pasado mes de enero por "conducción errática".

Los abogados que representan a la familia de Green han apuntado que este acuerdo económico es uno de los más cuantiosos que se conocen no sólo en el estado de Maryland, sino también posiblemente uno de los mayores a nivel nacional, en lo que respecta a un caso de violencia policial contra un ciudadano negro, ha informado la cadena de televisión FOX.

Tras la muerte de George Floyd el 25 de mayo a manos de un agente de la Policía de Mineápolis, la tensión racial en Estados Unidos ha vuelto a tomar protagonismo, en especial tras nuevas muertes a manos de los uniformados en las últimas semanas.

La semana pasada, por ejemplo, las calles de Louisville fueron escenario varios días consecutivos de protestas y movilizaciones para protestar contra la decisión judicial de dejar sin imputación a dos de los tres policías que participaron en el tiroteo que acabó con la vida de Breonna Taylor.

La joven médico de urgencias, de 25 años, murió tiroteada en su propia casa en marzo cuando tres policías vestidos de civil entraron en su domicilio, según las primera pesquisas, por error, confundiendo a su novio con otra persona, quien pensando que eran intrusos, realizó un disparo de advertencia, desencadenando un tiroteo que acabo con la vida de ella.

Etiquetas
Comentarios