Despliega el menú
Internacional

El tejado del Big Ben volverá a ser visible después de tres años de obras

A pesar de que las obras van a continuar en el resto de la Torre de Isabel, ubicada en el palacio de Westminster, sede del Parlamento británico, la retirada de la parte superior del andamio marcará un punto de inflexión en uno de los enclaves más emblemáticos del Reino Unido.

El Big Ben lleva cuatro años de obras.
El Big Ben lleva tres años de obras.
Heraldo

El tejado de la torre del Big Ben en Londres volverá a ser visible en las próximas semanas, después de tres años oculto por el andamiaje que se instaló para su rehabilitación, informa la Cámara de los Comunes en un comunicado.

A pesar de que las obras van a continuar en el resto de la Torre de Isabel, ubicada en el palacio de Westminster, sede del Parlamento británico, la retirada de la parte superior del andamio marcará un punto de inflexión en uno de los enclaves más emblemáticos del Reino Unido.

Durante los últimos años se ha llevado a cabo un meticuloso trabajo de restauración en el tejado. Cada una de sus 3.433 tejas de hierro ha sido retirada y tratada por un especialista en el norte de Inglaterra.

También se han rehabilitado la aguja, la cruz y el orbe que coronan la famosa torre, que se levanta 96 metros desde el suelo, frente al río Támesis y el puente de Westminster.

Además de la mejora estética, la obra ha servido para arreglar los problemas más graves que presentaba la estructura, en particular el desgaste de las piedras y las goteras en la cubierta.

Aunque la torre del reloj del Parlamento británico es mundialmente conocida como Big Ben, en realidad esa denominación solo se refiere a la campana que marca las horas, que resonó por primera vez en el centro de Londres el 11 de julio de 1859.

"Espero que los trabajos de conservación que se han llevado a cabo en la torre, un importante símbolo de nuestra democracia, aseguren su lugar en el paisaje londinense durante las próximas generaciones", afirmó el presidente de la Cámara de los Comunes, Lindsay Hoyle.

El tejado, ya restaurado, volverá a ser visible paulatinamente durante las próximas seis semanas, el tiempo estimado para retirar la parte superior del andamiaje.

El Parlamento británico subraya en su nota que la restauración ha continuado sin interrupción durante los últimos meses, a pesar de las dificultades que ha supuesto la pandemia de coronavirus.

Etiquetas
Comentarios