Despliega el menú
Internacional

Putin está dispuesto a apoyar con fuerzas policiales a Lukashenko

El presidente ruso asegura en la televisión pública que Rusia está preparada para intervenir en la vecina Bielorrusia si la situación se descontrola.

Putin y Lukashenko, en una imagen de archivo.
Putin y Lukashenko, en una imagen de archivo.
Reuters

El presidente ruso, Vladimir Putin, aseguró este jueves en una entrevista con la televisión pública que Rusiaestá dispuesta a intervenir con fuerzas policiales en la vecinaBielorrusia si la situación se descontrola.

"Alexandr Grigórevich (patronímico del presidente bielorruso, Lukashenko) me pidió formar un contingente de miembros de fuerzas del orden. Y lo hice. Pero acordamos también que éste no será utilizado mientras la situación no se descontrole", dijo Putin en una entrevista con el canal "Rossía 1".

Putin admitió que Lukashenko le pidió ayuda cuando en Minsk y otras ciudades de Bielorrusia estallaron las protestas antigubernamentales tras las elecciones presidenciales del 9 de agosto.

"Lukashenko planteó que le gustaría que le ofreciéramos, en caso de necesidad, la ayuda necesaria. Yo le dije que Rusia cumplirá con sus obligaciones", explicó.

Precisó que dichas fuerzas no serán desplegadas mientras "elementos extremistas" no organicen disturbios violentos.

"En la conversación llegamos a la conclusión de que ahora no hay dicha necesidad y espero que no la haya. Y por eso esa reserva no la utilizamos", declaró.

El jefe del Kremlin admitió que Rusia tiene "obligaciones" con Bielorrusia en el marco de acuerdos y tratados multilaterales -la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva- y bilaterales, entre los que mencionó la Unión Estatal.

Subrayó que dichos tratados obligan a sus Estados miembros a "ayudarse mutuamente en defensa de la soberanía, las fronteras exteriores y la estabilidad".

"No hay necesidad de ocultar nada. Allí está así escrito", añadió.

En cuanto a la situación actual, destacó que las cosas en Bielorrusia se están normalizando y expresó su confianza en que el país pronto recuperará la estabilidad.

"Espero que todos los problemas, y los hay, por supuesto, sino la gente no saldría a la calle, eso es algo totalmente evidente, se solucionen en el marco del terreno constitucional y legal, y por medios pacíficos", afirmó.

También criticó la actitud de las potencias occidentales, a los que acusó de intentar influir en los acontecimientos en marcha en Bielorrusia, ante lo que Rusia, en su opinión, ha mantenido un comportamiento más "moderado" y "neutral”.

“A nosotros no nos es indiferente que lo que pasa allí. Es un país muy cercano, puede ser que sea el país más cercano para nosotros”, apuntó.

Etiquetas
Comentarios